Archivo de la etiqueta: SM

Misterio en Villa Jamaica, de Renato Giovannoli

No sé qué pensar de Misterio en Villa Jamaica, de Renato Giovannoli (Barco de vapor, serie naranja), una novela escrita (todavía) sobre la concepción romántica de la piratería. Todavía, porque me pregunto si veremos novelas juveniles sobre la renovada piratería del Índico, que no es tan distinta de la genuinamente histórica, pero al ser actual nos llega como una tragedia sin ningún tinte positivo.

Volviendo a la novela, le veo elementos positivos, como la atención a la melancolía, un estado de ánimo poco descrito en la actualidad; la doble trama narrativa, a partir del descubrimiento de un texto antiguo, nada infrecuente pero no por eso menos enriquecedora; y el vocabulario, bastante rico y preciso (mi impresión de autor fue: sin miedo a las tijeras del editor). En cambio el misterio me ha parecido tibio y quizá previsible, y la vinculación directa con Salgari lo envejece (pues en España ya no es una lectura habitual). El final muestra una voluntad literaria decimonónica que es muy acorde con la historia contada (que se desarrolla en el paso del XIX al XX), lo que es positivo; pero, a la vez, hoy carece de fuerza.

Quizá sea esta una narración muy consciente de sus riesgos, que simplemente juega deliberadamente con piezas hoy poco usuales; no gustará a todos los lectores, pero a otros les descubrirá un mundo diferente al de la novela cinematográfica de acción imparable.

  • Renato Giovannoli, Misterio en Villa Jamaica. Ilustraciones de Beatriz de Pedro. SM (Barco de vapor, naranja, 122), 1999. ISBN 84-348-6713-3.
Anuncios

La última noche de La Luna, de Jorge Gómez Soto (colección Laberintro)

Me ha picado hasta el final La última noche de La Luna, de Jorge Gómez Soto (web | blog) una novela de terror, misterio, amor romántico y crisis familiar, integrada en la colección Laberintro, de SM.

A primera vista, Laberintro recupera el modelo de gran éxito de Vive tu propia aventura, donde el desarrollo y el fin de la historia dependían de las decisiones del lector; pero considerado en detalle, introduce cambios y mejoras de alcance.

Así, es una novela más extensa (esta en concreto, 270 p.), para lectores mayores (+12) y sin ilustraciones. Por otro lado, más que cincuenta o setenta posibles historias, es una única novela cuyo desarrollo completo y final feliz solo se alcanza eligiendo bien o con suerte. El peso de la suerte es menos reducido; no abundan aquellas elecciones vacías de Vive…, donde se decidía al azar entre el camino de la izquierda o el de la derecha, sino que suele importar el haber pensado en qué es lo más idóneo (a veces, lo menos descabellado, como es propio de una novela de terror). El número de decisiones es menor y la lectura incluye siempre remisiones: o bien la historia avanza, o bien da un rodeo o toma un atajo, o bien llega a un final muerto en el que se nos indica por dónde seguir la lectura (qué decisión habría ido mejor y a qué página debemos ir). Eso evita el inconveniente de Vive…, donde uno iba marcando las páginas anteriores para poder retomar la historia y conocer todos los finales sin necesidad de comenzar otra vez desde el principio. Como esta novela en concreto de Gómez Soto es, en el sentido medieval, una comedia (empieza en el infierno y termina en el cielo, digámoslo así), se da la curiosa circunstancia de que todos los finales salvo el último son infelices, porque no solo no se resuelve el misterio, sino que tampoco se solventa la crisis familiar. Como anuncia el nombre de la colección, en realidad se trata de una novela-laberinto y el mecanismo anima a perseguir el centro.

  • Jorge Gómez Soto, La última noche de La Luna. SM (Laberintro, 2), 2005. Cubierta de Marcelo Pérez. 270 p. ISBN 84-348-4215-7.

Pantaleón se va, de Patxi Zubizarreta

Pantaleón se va, de Patxi Zubizarreta, es una novelita singular, que se adentra por el camino de la literatura sentimental (entiéndase como término descriptivo, no despectivo) dejando muchas cuestiones por el camino.

Así, ¿qué esperaríamos, de entrada y sin otro contexto, de la novela de un muñeco de nieve que se emperra en conocer el desierto? Por ejemplo, un relato de aventuras en el que el protagonista consigue su meta no sin sufrimiento, quizá con recursos técnicos de inventiva, quizá con magia o intervención sobrenatural de alguna clase, quizá con la colaboración del grupo. O por otra vía: un relato sobre la insistencia (y sus virtudes, creer en uno mismo, defender la propia ilusión) o la terquedad (y sus defectos).

Algo de ello hay, pero la historia obvia muchos de estos puntos, transita sobre todo por los caminos de la amistad y la generosidad y no se preocupa apenas de la verosimilitud de las soluciones, sino de las relaciones entre los personajes. No hay torpeza en ello, claro está, siendo como es una determinación de autor clara y meridiana; quizá haya algo de riesgo, que no sé medir; pero sobre todo, se dibuja con ello una voz propia, de acuarela antes que de fotografía, de pintura antes que de cine, con clara continuidad en El maravilloso viaje de Xía Tenzin, del que hablaré otro día.

darabuc-jokin-mitxelena

El Equipo Tigre, de Thomas Brezina

darabuc-thomas-brezina-el-equipo-tigre-bLos libros de El Equipo Tigre, de Thomas Brezina, son un buen ejemplo de la distancia que con frecuencia separa (pero no necesariamente debería separar) a los críticos literarios de los lectores. Esa discrepancia quizá puede resumirse en el hecho de si el crítico sitúa y orienta (y deja elegir con libertad) o si bien solo compara con sus modelos de buena literatura y descalifica u omite lo demás.

A mí, estos libros me gustan. ¿En qué medida? No dejo de verles defectos claros en comparación con (lo que para mí es) la buena literatura: los personajes son planos, se emplean recursos casi omnipotentes próximos al deus ex-machina (como una fantástica agenda-ordenador con respuesta para todo) y la verosimilitud general es nula.

Pero esto son decisiones de autor con una finalidad clara: sirven para que en la página 10, los personajes ya estén corriendo peligro. Sigue leyendo

El tren saltamontes, de Alfredo Gómez Cerdá

darabuc-alfredo-gomez-cerda-almezzer-margarita-menendez-el-tren-saltamontesUn defecto es, a veces, poco más que la cara negativa de una virtud; cuando simplificamos diciendo que una persona es ciega, la reducimos a una deficiencia concreta y pasamos por alto no ya su condición humana general, sino —puestos a hablar de capacidades y deficiencias— la admirable percepción auditiva que suelen desarrollar, a cuyo lado los demás somos en realidad auténticos pazguatos sonoros.

Esto no es un discurso que se pueda llevar tal cual a un libro infantil (o no, por lo menos, sin el riesgo de volver diabéticos a los lectores). Pero sí se puede hablar de cuestiones como esa por medio de las imágenes literarias y dejar que los niños y los mediadores lleven el libro hasta los terrenos que más les interesen.

A mi entender, eso es lo que hace El tren saltamontes, de Alfredo Gómez Cerdá. Sigue leyendo

Premio a los libros mejor editados en 2008: Libro de monstruos españoles, Cuaderno de animalista y Los niños del aire

El Ministerio de Cultura ha dado a conocer los premios a los libros mejor editados en 2008. En la categoría de infantil y juvenil:

  • primer premio: Libro de monstruos españoles, de Ana Cristina Herreros (Ana Griott, Ana «la cuentera») y Jesús Gabán (Siruela).
  • segundo premio: Cuaderno de animalista, de Antón Fortes y Maurizio Quarello (OQO).
  • tercer premio: Los niños del aire, de Gustavo Martín Garzo, ilustrado también por Jesús Gabán (SM).

Más información, en el blog de Pizca de Papel.

Libros bilingües, humor y misterio

Una tendencia editorial que diría que se está consolidando es la de los libros bilingües (con pasajes en español y otros en inglés) para lectores infantiles o los primeros adolescentes, con clara preferencia por el entretenimiento y ganchos como el humor o el misterio.

Una colección ya estable es la de TusBooks, de SM, que incluye por ejemplo libros de Gabriela Rubio (web | blog), premio Lazarillo por el divertido y mareante Bzzz…, quien después ha optado por un estilo de ilustración quizá más fauve (aunque además de escritora, es una ilustradora inquieta como pocas, cuyo estilo no me parece nada fácil de resumir).

darabuc-gabriela-rubio-portadadogfamily-300h

Entre los recién llegados, dentro de nada aparecerá en las librerías Clara Secret, de Javier Fonseca, ilustrado por Joaquín González Dorao (web | blog) y publicado por Macmillan. Esta es la presentación de Clara:

Me llamo Clara y tengo casi nueve años. Tengo el pelo moreno y corto y los ojos oscuros. Mi madre dice que todavía no he visto suficientes cosas como para que mis ojos dejen de ser de agua, y que todavía brillan porque soy curiosa y me queda mucho por aprender. También soy alegre, viva, y tengo tanta imaginación que a veces parece que sueño despierta. Mi socio y yo hemos creado una agencia de detectives secretos: CS-123. CS por Clara Secret, y 123 por Uan Two Three -yo le llamo Uan-, mi socio inglés: un peluche blanco con manchas de color té con leche en las patas, el hocico y las orejas, que se ha convertido en compañero de aventuras inmejorable. Vivo con mis padres, Bruno y Pepa, en la calle de la Luna nº 25. No es una casa bonita. Ni siquiera tiene piscina o un parque cerca. A cambio, tenemos a Cosme, el portero, que no hace más que quejarse y decir que se quiere jubilar, y un montón de vecinos bastante gruñones que solo ven problemas por todas partes. Por eso se nos ocurrió crear CS-123 con un objetivo: llenar de colores nuevos y alegres la casa, aunque a veces los vecinos no lo entiendan.

No resumiré aquí todo el panorama editorial; para terminar diré solo que yo mismo he comido y me he divertido gracias a esa tendencia, pues soy el culpable de haber adaptado los primeros libros de la colección Junior Detective, de Langenscheidt: ¡Atrapados!, El misterio del perro callejero y ¿Dónde está Mrs. Parker? (dic. 2008, a partir de 10 años; tengo tres más sobre la mesa). Y algo antes hice también, para primeros lectores, la versión española de Leemos-We Read, en Anaya, que incluye títulos de McKee (como el casi brutal Ahora no, Bernardo) y Ross (como el divertido Juan el perezoso, primo hermano de Epaminondas y Hans el tonto), y se acompaña de un CD con la lectura del cuento en inglés.

darabuc-junior-detective-400h