Archivo de la etiqueta: poetas argentinas

‘Doña Disparate’, de María Elena Walsh

.

Doña Disparate,
nariz de batata,
se olvida, se olvida
de cómo se llama.

Se olvida el rodete
detrás de la puerta,
duerme que te duerme
cuando está despierta.

Se quita el zapato,
se pone el tranvía,
bebe la botella
cuando está vacía.

No sabe, no sabe
y aprieta un botón
para que haya luna
o se apague el sol.

Oye con el diente,
habla con la oreja,
con un cucharón
barre la vereda.

—¡Señor boticario,
véndame tornillos!
—¡Señor verdulero,
hágame un vestido!

«¡Guau!», dice el felpudo.
«¡Miau!», dice la jarra.
¡Que yo soy el perro!
¡Que yo soy la gata!

Doña Disparate,
nariz de merengue,
se «ecovica», digo
se equivoca siempre.

.

‘Réquiem de madre’, cantado por María Elena Walsh

‘Don Enrique del Meñique’, cantado por María Elena Walsh

Postal de guerra, de María Elena Walsh

.

POSTAL DE GUERRA
————–(Hanoi, 1972)

Un papel de seda
flota en la humareda.
Lleva la corriente
derramado el puente.
Lágrimas.

La tarde se inclina,
pólvora y neblina.
La ceniza llueve
silenciosamente.
Lágrimas.

—–Ay, cuándo volverán
—–la flor a la rama
—–y el olor al pan.

Árboles quemados,
pálidos harapos.
Náufraga en la charca
se hunde una sandalia.
Lágrimas.

Fantasmales pasos
huyen en pedazos.
Sombras y juncales.
Un montón de madres.
Lágrimas.

—–Ay, cuándo volverán
—–la flor a la rama
—–y el olor al pan.
—–Lágrimas, lágrimas, lágrimas.


  • De Cancionero contra el mal de ojo, Sudamericana, Buenos Aires, 1976.

Juegos de letras con Laura Devetach

La argentina Laura Devetach (Reconquista, Santa Fe, 1936) es una de las poetas más divertidas e incluso geniales de la poesía para niños en español. Se caracteriza por un uso del ritmo muy libre y poco acartonado y por una especial atención a los juegos lingüísticos, incluidos los juegos con las mismas letras, como estos tres poemas que os he traído… quitándome el sombrero. Porque al menos a mI, me chIfla tanto que aquI exIjo, armando ruIdo con los tres palos de una I InfInIta, ¡que se publIquen mIl veces todos sus lIbros!

OTOÑO

El león ruge.
Rodando llega el otoño
sobre ruedas de tres O
las uvas y las manzanas
dejan pálido al melón.
La vaca muge.
Rodando pasa el otoño
con muy pocas golondrinas.
Chisporrotean fueguitos
madurando mandarinas.
El león ruge
la vaca muge
el secreto del otoño
se descubre porque cruje.

darabuc-biene-sonnenblume-pixblogde.jpg

ZUMBONAS

Gritan en amarillo
estas flores
radares
chupasoles
convertidas en bandejas
se sirven a las abejas
que zumban
retumban
ZZZumban
la Zeta de ZuZ canZioneZ.

NO ME DUERMO

Es el miedo
tengo clavos en la cama
estoy deseando una fruta
que me ruede la garganta.
Despacito
digo uva
y por la u me gotea
el jugo de la mañana.

  • «Otoño»: lo leí en Bibliopoemes10px-external-2.png y procede de Poemas para mandar en avioncitos de papel. «Zumbonas»: AA. VV., Poemas con sol y son, Coedición Latinoamericana, 2001. «No me duermo»: Canción y pico, Buenos Aires: Sudamericana, 1998 (colección El ombligo). Podéis leer muchos poemas de Laura Devetach en la estupenda revista argentina Imaginaria10px-external-2.png. La imagen de los girasoles la he tomado de pixblog.de10px-external-2.png.

María Hortensia Lacau

La argentina María Hortensia Lacau, recientemente fallecida, tras una vida muy larga de obra pedagógica y literaria, aportó frescura, imaginación y musicalidad a la poesía para niños. Leerla hoy no es vivir una revolución, pero sí disfrutar de un valor seguro, que gusta a los niños, según creo, por su carácter sencillo, vivaz y musical. Os dejo algunos poemas, que aquí juegan con la voz, imaginando una niña preguntona, algo impertinente, pero, sobre todo, curiosa.

CANCIONES DE LA PREGUNTONA
darabuc-lesezeichen-giraffe.jpg

-Señora Jirafa,
¿es cierto que usted quiere
ser más baja?

-Señor Elefante,
¿es verdad que usted quiere
ser más elegante?

-Señorita Margarita,
¿usted no se enoja
cuando alguien la deshoja?
¿Sí o no?
¡Porque si fuera yo…!

-Y usted, señora Cenicienta,
¿fue tan buena, tan buena
como se cuenta?

Fuente: País de Silvia, Kapelusz, Buenos Aires, 1962, pp. 6, 38 y 49.

El boletín de ALIJA dedicó un artículo a la figura de Lacau; podéis leerlo en Imaginaria10px-external-3.png. Allí se cita algún otro poema, como este:

¡QUÉ SUEÑO!

Y vino don Topo Topón
que es muy dormilón,
y se quedó dormido
vestido
con traje y bastón.
Y se quedó dormido
lirón y lirón
arriba de siete colchones
y de un almohadón.

Más información y más poemas en la estupenda (y añorada) revista Cuatrogatos10px-external-3.png. La imagen de la girafa se toma de Pritt.de10px-external-3.png.