Archivo de la etiqueta: perspectivismo

Luis Pescetti muestra ‘Tener un patito es útil / Tener un nene es útil’ de Isol

  • Agradezco sus referencias a Begoña y Germán.
Anuncios

Sara y Ulises / Ulises y Sara, de Amaia Cia y Vanessa Cabrera

El niño pequeño vive centrado en el yo: no hay más «realidad» que «lo que yo veo». Poco a poco, tiene que ir aprendiendo a ponerse en el lugar de los otros, a ver cómo les sientan a los demás las cosas que hacemos (y no solo cuál era nuestra intención). Sara y Ulises / Ulises y Sara, de Amaia Cia (texto) y Vanessa Cabrera (ilustración) parece responder a esta necesidad al plantear una serie de libros centrados en episodios de una historia compartida (el regalo del peluche, Ulises, a la niña, Sara; el temor o no a los monstruos) que se cuentan dos veces, según cada uno los ve.

La idea del libro que se lee de la cubierta al centro y, tras darle la vuelta, de una segunda cubierta al centro, no es una idea novedosa en sí; tampoco el hecho de aplicarla a versiones de la misma historia (en fecha reciente, está desde el libro-disco de Rolf & Flor a Qui diu la veritat: el cavaller o el drac?). Pero quizá lo sea aplicada de forma sistemática a los prelectores. Más allá de la posible originalidad  (que no es un valor por sí sola), me interesa que la serie se resuelve, tanto en el vocabulario como en la distribución de texto e imágenes, con un desparpajo que la aleja del libro típico de niña-con-peluche. La historia no conquista como tal, a mi entender, por su simple virtud narrativa; pero sí destaca por la propuesta de juego, y puede resultar especialmente útil por ejemplo cuando hay varios hermanos en casa.

darabuc-Un-regalo-muy-especial-b

  • Beascoa, 2013. La colección empieza con dos volúmenes: Un regalo muy especial y Entre monstruos.
  • Adición: me apuntan una propuesta de Isol que no he visto: Tener un patito es útil / Tener un nene es útil, de 2007  (Fondo de Cultura). Por el formato de acordeón y por la calidad general de la autora, tan capaz de expresar mucho con muy pocos rasgos, pinta fantástica.

‘Cierra los ojos’, de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci

Cierra los ojos, de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci (ed. Thule), es un juego de perspectivas y una propuesta de reflexión sobre la primacía casi absoluta de la vista frente a los demás sentidos. ¿Cómo son las cosas? Habitualmente, con los ojos abiertos, se ven de una manera: un árbol «es una planta muy alta llena de hojas», «una culebra es un animal que se arrastra y no tiene patas», «un reloj es una cosa que te dice qué hora es». Pero con los ojos cerrados —ceguera temporal y voluntaria o ceguera plena, el cuento no elige ni dramatiza— y un punto de vista deliberadamente poético y amable, la realidad es muy distinta: «un árbol es un palo muy grande que sale del suelo y canta», «una culebra es una cuerda fría y suave que siempre se te escapa», «un reloj es una cajita de madera con un corazón dentro».
Esto se cuenta dentro de un marco narrativo en el que dos hermanos hablan, cuentan y se discuten. ¿Cuándo estás sucio: cuando llevas manchas o cuando hueles mal? ¿Quién es papá: un hombre alto que lleva sombrero o un beso que pica y huele a pipa? Uno ve, pero el otro le apunta que hay más que la vista: Tócala, Escucha, ¿Es que no hueles?, Toma, ¡No la toques!, ¿No los oyes?

—Yo se lo intento explicar, pero él no me hace caso —le digo a mi madre.
—A lo mejor él también tiene razón —responde ella.
—¿Y cómo es posible? —le pregunto.
—¿De verdad quieres saberlo? Entonces… cierra los ojos.

Los collages de Ranucci son particularmente austeros, con muy pocos elementos dispuestos con frecuencia con valor metafórico: la historia se abre, por ejemplo, con dos dibujos de niños casi idénticos, pero uno cabeza arriba y otro cabeza abajo, el uno en negro sobre blanco y el otro en blanco sobre negro.

  • Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci, Cierra los ojos. Thule (col. Trampantojo), Barcelona, 2009. ISBN 978-84-96473-98-0.