Archivo de la etiqueta: Kalandraka

El río que se secaba los jueves (y otros cuentos imposibles), de Víctor González

Kalandraka ha reeditado El río que se secaba los jueves, con las mismas ilustraciones de Pablo Amargo. En la nota editorial comunican que con su publicación “se inaugura la colección KALANDRAKA+, que apuesta por rescatar grandes obras de la literatura hispana contemporánea”. Una buena noticia, sin duda. El nuevo ISBN es 978-84-8464-354-8.

darabuc.wordpress.com

LOS PATOS DE CHELM

Este cuento no es mío sino de Samuel Tenenbaum, pero es tan bueno que lo pongo aquí igual.

«Los habitantes de Chelm conocen una manera infalible de distinguir un pato de una pata. Le tiran un trozo de pan. Si el pato correo en su busca, es pato; si es la pata la que corre a buscarlo, es pata.»

Este libro de ¿cuentos? (Anaya, 2006) sorprende, provoca, incita y despierta. Está ilustrado con imágenes sugerentes de Pablo Amargo, de tonos oscuros, que juegan mucho con la repetición. Ofrece posibilidades muy distintas, que pueden tanto arrancarte la carcajada como pedirte que dejes el libro para otro momento más despejado; en eso (y algunas otras cosas) me recuerda sobre todo a Gómez de la Serna, alias Ramón. Como buen plato sabroso y cargado de sugerencias, quizá no sea lo mejor para todos los días (o dicho de otro…

Ver la entrada original 46 palabras más

Presentación de ‘Contos por teléfono’, de Gianni Rodari, ilustrados por Pablo Otero

Era unha vez…
… o Sr. Bianchi, de Varese. Era representante de comercio e seis de cada sete días pasábaos viaxando por toda Italia, do leste ao oeste, ao sur, ao norte e polo medio, vendendo medicamentos. O domingo volvía á casa, e o luns pola mañá marchaba outra vez. Pero antes de partir, a filla dicíalle: «Por favor, papá: cada noite, un conto».

Presentación del viernes 14 de octubre:

Pulsad para ampliar

‘Pie con bola’, de Beatriz Giménez de Ory, ilustrado por Paloma Valdivia

.

(Pulsad para ampliar)

.

  • Beatriz Giménez de Ory, Los versos del libro tonto. Con ilustraciones de Paloma Valdivia. Premio Ciudad de Orihuela de Poesía para Niños 2010. Factoría K de Libros (Kalandraka Editora), Pontevedra, 2011. ISBN 978-84-15250-03-6.

Exposición en Santiago de ilustraciones de obras editadas por Kalandraka

La Galería Sargadelos acoge una exposición de ilustraciones realizadas por artistas plásticos como la valenciana Aitana Carrasco y los gallegos Óscar Villán y Pablo Otero, a los que se suman otros de procedencia internacional, como los mexicanos Felipe Ugalde y Gabriel Pacheco, el argentino Gustavo Rosemffet «Gusti» y el suizo Marc Taeger, afincados en Barcelona y Galicia, respectivamente. Sus obras forman parte de los libros incluidos en la X Campaña de Animación a la Lectura «Un gran sueño», organizada por el Departamento de Educación del Ayuntamiento de Santiago y Kalandraka. La muestra, que se puede ver hasta el 22 de mayo en horario comercial, se completa con una sala completa dedicada a la obra del autor e ilustrador Leo Lionni, del que este mes se cumplieron 100 anos de su nacimiento.

«Nadarín», de Leo Lionni

Novedades de Los cuatro azules y la recuperación de clásicos (Mayer, Krahn, Solé Vendrell, Balzola…)

Libros de Marit Törnquist y Mercer Mayer. Pulsad para ampliar.

  • Web de Los cuatro azules
  • Para mí, la publicación de Mercer Mayer (aquí, ya en su segunda edición) se enmarca en una tendencia general en los últimos años de recuperación de clásicos y voces que fueron importantes y habían quedado descatalogadas. Así podemos contar de nuevo con Fernando Krahn en Libros de la mora encantada y Kalandraka, o con Carme Solé Vendrell en Rosa Sensat o en otra editorial de creación recentísima, El jinete azul, que también recupera por ejemplo a Asun Balzola. Me parece una buena noticia y espero hablar con más detalle de esos libros.
  • El día 15 de mayo, Federico Martín Nebras presenta los Libros de la mora encantada en la librería Diagonal.
  • Una pesadilla en mi armario, en Corre con el cuento.

Se reedita el Libro de las M’Alicias, de Miquel Obiols y Miguel Calatayud

Vivan por muchos años los premios nacionales si sirven para que se reediten propuestas como el estupendo Libro de las M’Alicias, de Miquel Obiols y Miguel Calatayud, pareja con indudable lugar propio en la historia de la literatura infantil española por su inquietud experimental. He encontrado la noticia en Ladrándolle a Lúa y las gracias hay que darlas a Kalandraka.

Un gran sueño, de Felipe Ugalde

darabuc-felipe-ugalde-un-gran-sueno-cubiertaUn gran sueño, de Felipe Ugalde (premio Compostela 2009) es un relato inquietante, de desarrollo lineal y concepto muy sencillo, sobre la ambición y el deseo de hacer algo grande y dejar huella en la historia.

El álbum se abre con el nacimiento de un cocodrilo (que asoma la cabeza por un huevo quebrado) y el vuelo de una mosca: «Era un pequeño…»; en la segunda página, el cocodrilo se come a la mosca: «… con grandes sueños, …». A partir de aquí, comerá y crecerá cada vez más: peces chicos, peces grandes, a otro cocodrilo, árboles enteros, un catálogo imposible de cosas de toda índole (que será página favorita de muchos niños, por la propuesta lúdica de reconocimiento, y quizá punto de partida de otros cuentos) y todo el planeta, todo nuestro mundo. Luego da el salto al universo y continúa el proceso hasta que topa con la horma de su zapato al intentar devorar un sol descomunal. No desvelaré el final del todo, aunque advierto que a la hora de mediar con los niños, conviene que sepan primero lo que es una constelación (y preferiblemente, si se les ha de explicar, que sea unos días antes, para que no prevean de más).

La historia se mueve en los terrenos del mito, por lo que tiene de fundacional y de explicación mágica de las cosas que nos rodean, pero también por sus referencias. Hay algo de Eróstrato en este cocodrilo que prefiere vivir para siempre en la fama (buena o mala), antes que hacerlo en la escala de los seres vivos corrientes. Hay algo de Ícaro en su final, por querer igualarse al sol y preferir la muerte a la renuncia. Y recuperando la primera frase de esta nota, hay algo de inquietante en el relato, porque admiramos la belleza de las constelaciones y en general comprendemos la aspiración del gran sueño, pero el protagonista es destructor e incluso caníbal. Esta mezcla de admiración y horror puede parecer indeseable, según se mire, pero todos vivimos así la realidad y los niños, con más franqueza aún: no olvidemos, por ejemplo, que el nacimiento de un hermano les suele producir alegría y pesar, no solo alegría. Si alguien entiende que la LIJ solo debe presentar la cara bonita de nuestros deseos, este álbum le parecerá inadecuado. A mí me parece que da materia para conversar y que eso es positivo.

darabuc-felipe-ugalde-un-gran-sueno-constelacion

Felipe Ugalde, el autor, y Paz Castro, de Kalandraka, en un taller con alumnos de Arte del IES do Sar. En el juego de las diferencias, ¿qué distingue la lámina que sostiene Paz de la página que abre Felipe?

El álbum se acompaña de dos detalles simpáticos para los pequeños: una cubierta con elementos fosforescentes y una hojita anexa con círculos y estrellas asimismo reflectantes.

  • Felipe Ugalde, Un gran sueño. Premio Compostela 2009. Kalandraka, Sevilla, 2009, ISBN 978-84-92608-14-0.

Ciudad laberinto, de Pedro Mañas, premio Ciudad de Orihuela de poesía para niños

Nota de Factoría K. Muchas felicidades a Pedro, que lleva una serie de premios realmente impresionante.

La obra titulada Ciudad laberinto, de Pedro Mañas Romero, es la galardonada con el II Premio Internacional de Poesía para Niños Ciudad de Orihuela. El certamen, convocado por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Orihuela (Alicante) y la editorial Faktoría K, tiene una dotación económica de 7.000 euros —la mayor cuantía para concursos literarios de este género a nivel estatal— y conlleva la publicación del trabajo, en torno al 21 de marzo de 2010, con motivo del Día Mundial de la Poesía. A esta segunda edición se presentaron un total de 154 trabajos procedentes de numerosos puntos de España y Latinoamérica.

Pedro Mañas (Madrid, 1981) es licenciado en Filología Inglesa por la Universidad Autónoma de Madrid. Además del trabajo como autor, destaca su faceta teatral, realizando montajes para público infantil y adulto con su compañía La cama sin hacer, fundada en 2006. Ha ganado diversos certámenes literarios: el Premio de Narrativa Breve (2004) de la Universidad Autónoma de Madrid, el XXVI Concurso de Narrativa Infantil Vila d’Ibi (2007) de la editorial Anaya, el XII Premio de Literatura Infantil «Leer es Vivir» (2008) de la editorial Everest y el III Premio de Poesía Infantil «El Príncipe Preguntón» (2009) de la Diputación de Granada y la editorial Hiperión.

El jurado del II Premio Internacional de Poesía para Niños Ciudad de Orihuela estuvo formado por el primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Orihuela, Antonio Rodríguez Barberá; el escritor y editor Emilio Pascual, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil; la directora de la Biblioteca Pública Municipal de Cocentaina (Valencia), Dolors Insa; la directora del Colegio Público Nuestra Señora de Belén, de La Aparecida (Orihuela), Ana María Cayuelas; Beatriz Osés, ganadora de la primera edición de este certamen con la obra El secreto del oso hormiguero; y Xosé Ballesteros, en representación de Faktoría K de Libros.

Los miembros del jurado acordaron por unanimidad que Ciudad laberinto sea la ganadora del II Premio Internacional de Poesía para Niños Ciudad de Orihuela por la «buena construcción» de este poemario. Se trata de «un dibujo de la ciudad, con la suficiente cercanía —no exenta de distanciamiento— para que el lector reconozca el ámbito urbano, que se presenta con plasticidad y humor», según las conclusiones. También lo definen como un trabajo «muy creativo, con toques saludablemente críticos, que tiene imaginación y realismo, y consigue que todas las piezas encajen en una atmósfera sensorial de gran originalidad».

La ratita presumida, contada por Rodorín

El admirable titiritero y narrador Rodorín (José Antonio López Parreño), contando la historia de La ratita presumida con campanillas y otros objetos de madera con música. Hay un álbum editado por Kalandraka en 2002, ilustrado por Pablo Mestre con fotografías de los mismos objetos usados en la narración, que a mi entender compensa tomar como un guión para animarse a rebuscar por los cajones y hacer teatro en casa con lo que sea que pueda moverse en las manos y sonar. Vi el vídeo de esta joya del arte de lo pequeño en Corre con el cuento.

El zoo de Joaquín, de Pablo Bernasconi

«Joaquín, un niño travieso, / un día se despertó / con una idea genial: / “Hoy voy a ser inventor. // Con algunos cachivaches / y regalos de mi tía / armaré diez animales / que me hagan compañía”». Con todo lo que se puede ver en la primera imagen de este libro de Pablo Bernasconi (web | blog), Joaquín armará diez animales fantásticos, varios de los cuales llegan para quedarse en la imaginación del lector. Un libro fabuloso, que anima a investigar y recrear con los materiales viejos de toda la casa.

darabuc-pablo-bernasconi-el-zoo-de-joaquin-joaquin

Sigue leyendo

¿Qué es? (Si ya lo sabes, di que ya lo sabes e invéntate otro)

¿Qué es?

(Si ya lo sabes, di que ya lo sabes e invéntate otro)

darabuc-pregunta-martes-mudo-2

darabuc-pregunta-martes-mudo

La casa más grande del mundo, de Leo Lionni (y lavado de cara de Bienvenidos a la fiesta)

darabuc-leo-lionni-casa-mas-grande-del-mundo-sol-e-com1
«La casa más grande del mundo es un álbum de los años sesenta en el que Leo Lionni, con su modo habitual de componer ilustraciones, presenta una nueva fábula. En una familia de caracoles, uno de los pequeños dice a su padre que, cuando sea mayor, quiere tener la casa más grande del mundo. Sabiamente, su padre le hace notar los inconvenientes contándole una historia de otro pequeño caracol que consiguió ese deseo y su casa llegó a ser tan grande como un melón…

El relato da una lección de prudencia en los deseos y muestra bien que “las cosas grandes no siempre son mejores”. En lo que se refiere al álbum como tal un pequeño fallo que no le quita valor pero sorprende en un maestro como Lionni: hacia el final hay dos dobles páginas consecutivas y descompensadas pues, contrariamente al modo de proceder en el resto del álbum, en el primer par va el texto que describe lo que contienen las cuatro páginas.

Leo Lionni. La casa más grande del mundo (The Biggest House in the World, 1968). Sevilla: Kalandraka, 2008; 32 pp.; col. Libros para soñar; trad. de Xosé Manuel González Barreiro; ISBN: 978-84-96388-92-5».

La reseña anterior no es mía, sino de Luis Daniel González, que ha renovado el aspecto de Bienvenidos a la fiesta:

darabuc-bienvenidos-a-la-fiestaTambién habla de este álbum Román Belmonte:

«La casa mas grande del mundo (¡cuánto me alegro de que las obras de Leo Lionni sigan editándose en este país!) es la historia de un caracol que desea una casa enorme, gigantesca, anhelo que se ve cumplido pero que a la larga le acarreará ciertos problemas. Y ahora la crítica (¡qué odiosos somos!)… Aunque es una historia con mensaje, muy cercana a la idiosincrasia que recoge Lionni en sus demás obras, no es de las mejores, e incluso podría decirse que son las ilustraciones, de corte realista y vivaz (les confieso que me quedé perplejo con la última ilustración donde, de un golpe de vista, están ilustrados los grupos principales de plantas: musgos, helechos, equisetos, gimnospermas y angiospermas, cosa que para cualquier botánico es una delicia), las que soportan enteramente el peso narrativo.»

La imagen de cabecera la he tomado de Sol-e.com (6-8 años), que, como siempre, adopta un punto de vista distinto a los dos precedentes, más expositivo, que pretende animar a leer sin voluntad de crítica literaria y sin que se note tanto el color del cristal con que miramos.

Las dos perspectivas son necesarias y complementarias, desde luego.

Exposición de Rocío Martínez en la librería Rayuela

darabuc-rocio-martinez-arbol-creciendo

En los meses de marzo a mayo, Rocío Martínez expone originales de los libros De cómo nació la memoria del Bosque (Fondo de Cultura Económica, 2008) y La historia del Rainbow Warrior (Kalandraka, 2008) en la librería Rayuela de Málaga (c/ Cárcer nº1). Se pueden adquirir los originales.

Premio Kalandraka de álbum ilustrado para Felipe Ugalde

El mexicano Felipe Ugalde (Ilustración México) ha ganado el II premio Compostela de álbum ilustrado, en el que se ha elegido como finalista a Tommaso Nava (¿blog?, nota sobre una exposición) y se ha concedido una mención especial a Cecilia Afonso (Arteilustración, Flor de papel, presentación de Buscando el norte).

Leedlo con detalle en esta nota de prensa de Kalandraka: archivo pdf o nota del blog.

Beatriz Osés, premio de poesía para niños Ciudad de Orihuela

Beatriz Osés, reciente premio Lazarillo (en 2006) por Cuentos como pulgas, ha ganado el I premio de poesía para niños Ciudad de Orihuela con su obra El secreto del oso hormiguero. Pulsad en este enlace para ampliar la nota de Factoría K. Ya tengo ganas de leerlo…

Beatriz Osés García (Madrid, 1972) es licenciada en Periodismo, profesora y escritora. Actualmente imparte clases de Lengua y Literatura en el Instituto de Educación Secundaria Los Moriscos, en Hornachos (Badajoz), y participa con la Universidad de Extremadura en actividades de animación a la lectura. Ha recibido el Premio Joaquín Sama de Innovación Educativa (2004) de la Junta de Extremadura, el Premio Nacional Francisco Giner de los Ríos a la Mejora de la Calidad Educativa (2005) y el Premio Lazarillo de Creación Literaria (2006). Colabora con diversas publicaciones especializadas en literatura.

Catorce ideas para la presentación de un porfolio a un editor y dos ediciones de Los tres osos

Uno de los mejores aspectos de la blogosfera es que todos podemos compartir nuestra experiencia, de modo que sea útil a quien comparte nuestros mismos intereses. Como ejemplo claro podría poner Cuentos con encanto, que se ha convertido en un espléndido y generoso recopilatorio de toda clase de cuestiones sobre títeres y narración.

En ese mismo sentido, Miguel Tanco ha reunido una serie de consejos sobre lo que a su juicio debe hacerse y evitarse a la hora de que un ilustrador presente una carpeta de trabajos a un editor. Podéis leerlos en esta nota de su blog. Os dejo con la cubierta de su adaptación de Los tres osos, narrado por Xosé Ballesteros, en Kalandraka (pulsad para ampliarla).

Coincide que, hace poco, OQO ha publicado también una adaptación de Los tres osos. En este caso, narrada por Marisa Núñez e ilustrada por Minako Chiba. Como uno de los puntos que señala Miguel es el de la importancia de la crítica, y esta nace en primer lugar de la comparación, dejo también la imagen que se utilizó para la cubierta de Chiba. (Lógicamente, yo no voy a comparar aquí ni me parece posible sacar conclusiones a partir de dos portadas.)

Mi aportación crítica personal, para Miguel o cualquier ilustrador y cualquier bloguero en general: para convertirse en una referencia (algo que no creo que tenga que ser un objetivo en sí, pero que no tiene nada de malo, aporta mucho y ayuda a crecer), yo entiendo que es importante cuidar cómo se escribe. Dos razones de entre muchas posibles: por la imagen de cuidado que transmite y porque el esfuerzo ayuda a aclarar las propias ideas.

Especial sobre literatura infantil y juvenil en Babelia

Babelia trae este sábado una serie de artículos sobre literatura infantil y, especialmente, juvenil, con notas de Carmen Mañana, Elisa Silió y Victoria Fernández.

El primer artículo recoge la importancia de la fantasía en la producción actual y el segundo, declaraciones de varios editores y autores superventas sobre la situación de la lectura entre los jóvenes. El tercero se hace eco del notable trabajo de Gadir y Libros del Zorro Rojo y los tres últimos se ocupan de libros divulgativos o de ensayo.

A mi entender, el conjunto adolece en su primera parte de los defectos habituales: no se puede hablar de infantil y juvenil sin supeditarlo todo a Potter o a las ventas y, en general, importa más el nombre (da igual Rowling o Faulkner) que la calidad en sí: parece que aún hace falta lo externo, el gancho, la referencia que disculpe al articulista de ocuparse de algo tan menor como es la LIJ. El problema es que, cuando te has dado cuenta, la excusa se ha comido la mayor parte del espacio.

Aun así, considero una buena noticia que aparezcan seis artículos en un diario muy leído, que no destaca por prestar atención constante a la LIJ.

No tengo claro si la LIJ es un género propio, literatura de género antes que literatura; pero creo que para la mayoría de los medios de comunicación sí lo es, pues suelen darle solo trato de especiales, algo parecido a lo que ocurre con la novela negra o el cómic. Algún día, espero, será normal hablar de un buen libro para niños, de ficción o divulgativo, en el marco cotidiano de cualquier suplemento cultural.

Nota adicional: Para conocer el estado real de la lectura entre los adolescentes, yo empezaría por dejar de lado el tópico de que sus profesores son una masa desesperada, desanimada y sin recursos. (Sin que la situación sea idílica: dejémonos de extremos.) Ana Lorenzo me pone en la pista de una nota de Profesor en la Secundaria, que dibuja un panorama muy distinto. Para empezar, a Joselu no le gustan determinadas «fórmulas de la llamada “literatura juvenil”», que considera carentes de sustancia, y propone a los chavales de quince o dieciséis años leer a Vian, Melville, García Márquez, King, V. C. Andrews o John Boyne, entre otros muchos.

Ajubel y Robinson Crusoe, en Media Vaca

Los libros de Media Vaca son siempre una buena noticia: una de las buenas noticias que deberían abrir los noticieros, en vez de las desgracias, las luchas por el poder o el ligero catarro de una desmotivada estrella del deporte. No he visto aún el Robinson Crusoe que ha interpretado Ajubel, pero Gustavo Puerta lo ensalza, con su pasión acostumbrada, en esta nota.

En palabras, ahora, de Leonardo Padura, responsable del Comentario interior del volumen: «Este libro, que pasa por ser uno de los clásicos indiscutibles de la literatura infantil y juvenil, es también una de las obras peor conocidas de todos los tiempos. Poca gente ha leído en realidad el texto original, y sin embargo todo el mundo conoce alguna de las múltiples versiones recortadas y adaptadas del clásico. De todas las ediciones mutiladas, ésta de Media Vaca es seguramente la que ha ido más lejos, puesto que se trata de un libro sin palabras. Es también la primera obra totalmente EN COLORES de la editorial, cuyos libros, además de por su cuidado, se han caracterizado siempre por el uso de las dos tintas.»

En el mismo suplemento de El Cultural, Puerta hablaba también del Rey Lear, de Kalandraka, y El viaje de Kuno, de Libros del Zorro Rojo. En total, tres editoriales imprescindibles que es muy difícil, si no imposible, ver en los hipermercados: así que, señores, pónganse las pilas.

Presentaciones de Pablo Auladell, Bloc y Rocío Martínez

  • La casita de chocolate, recogida por los hermanos Grimm e ilustrada por Pablo Auladell (Kalandraka): martes 20 de mayo, 18.30 h, Centro Municipal de las Artes de Alicante. Más información, en el blog del autor.
  • Número 1 de la revista Bloc: martes 20 de mayo, 20.30 h, en la librería Cálamo, de Zaragoza. Más información, en Gamonadas.
  • De cómo nació la memoria del bosque, de Rocío Martínez (premio A la orilla del viento, FCE): jueves 22 de mayo, 19.30 h, en Instituto de México en España (Carrera de San Jerónimo, 46), Madrid.

I premio internacional de poesía para niños Ciudad de Orihuela

Según esta fuente, el Ayuntamiento de Orihuela y Factoría K de Libros convocan el I premio internacional de poesía para niños Ciudad de Orihuela. Con una dotación económica muy alta (7.000 euros) y la experiencia de Kalandraka en hacer libros bonitos, el proyecto promete. El plazo de presentación termina a mediados de septiembre de 2008.

Podéis leer las bases en esta nota de Pedro Villar o en este pdf de la editora. Las bases de los distintos concursos internacionales que conozco las he reunido en esta nota: Premios de creación de poesía para niños.

Aprovecho para destacar que Factoría K inició a finales de 2007 una colección para adultos, en gallego: Lecturas de altura, con obras de Boris Vian, Eric-Emmanuel Schmitt, Vladimir Navokov o John Boyne.

Premio Compostela para “Cerca”, de Natalia Colombo

darabuc-cerca-tapa-natalia-colombo.jpgNatalia Colombo (blog | web) con Cerca, ha ganado el I premio Compostela de álbum ilustrado. Han sido finalistas Javier Sobrino y Rebeca Luciani, con La nube de Martín. La nota de prensa completa, en el web de Kalandraka.

La mora, de Anxos Garabana y Óscar Villán

.

darabuc-la-mora-anxos-garabana-oscar-villan-400px.jpg

.

La mora, de Anxos Garabana y Óscar Villán (ed. Kalandraka), es un álbum de estilo acumulativo que recoge un poema tradicional con una filosofía de la vida peculiar (algo pesimista, según se mire, o más bien realista, mirando quizá la vida cotidiana a la luz de la historia). «Estaba la mora en su moral, triste y sola. / ¿Se cree la mora que nadie le puede hacer mal? / Pues viene la mosca y la ha de tragar. / La mosca a la mora, que estaba en su moral, triste y sola. / ¿Se cree la mosca que nadie le puede hacer mal?…» Y con esta estructura tan simple, pasamos por la mosca, la araña, la rata, el gato, el perro, el palo, el fuego, el agua, la vaca, y el hombre. «¿Se cree el hombre que nadie le puede hacer mal? / Pues viene la muerte y lo ha de llevar. / La muerte al hombre, el hombre a la vaca…».

Hay muchas maneras de afrontar el tema de la muerte, incluida la de no afrontarlo. La religiosa, por descontado. La de la trascendencia humana, por decirlo de algún modo: la huella que dejamos en los que nos rodean y que pervive a partir de ahí, transformada como una semilla. También la desnuda, como en el caso de este álbum. Con respeto para otras posiciones personales, a mí esta me gusta esta perspectiva, me parece útil en una sociedad que a veces, cuando se encierra en coches de vidrios negros o se desboca en la carrera de la técnica, parece olvidada de la verdadera dimensión del ser humano: incalculable para unas cosas, pero ínfima en otras. Porque esta historia no es en realidad la de la muerte (y por eso no me parece pesimista), sino la del ciclo de la vida: cuando se descomponen los huesos, brota en ese mismo campo, de nuevo, una zarza, que dará su flor y dará su mora. Quizá la futura historia de este nuevo moral sea otra, alegre, vibrante… Quizá es a cada uno de nosotros a quien nos corresponde escribir la nuestra.

  • En la imagen, tomada de las páginas de Óscar Villán y reducida de tamaño, una témpera del libro: «Pues viene la araña y la ha de tragar. / La araña a la mosca, la mosca a la mora, que estaba en su moral, triste y sola. / ¿Pensaba la araña que nadie le puede hacer mal?». Probablemente, Óscar, por su trayectoria y su peculiar estética, era el mejor ilustrador posible para este libro.

El cuento de “La mierlita” y algunas reflexiones sobre la violencia en los cuentos populares

darabuc-antonio-rubio-isidro-ferrer-la-mierlita-kalandraka-2.jpg

Había una vez una mierlita
que tenía su nido en un roble.
Acababa de tener cinco hijitos
y cantaba muy contenta:

¡Qué contenta estoy,
qué contenta estoy,
a mis cinco mierlitos
comida les doy!

Los cuentos populares han interpretado siempre un papel propio en la educación de los más pequeños; y lo han hecho de un modo muy distinto al que impera hoy, en tiempos de lo políticamente correcto: con realismo y, en ocasiones, crueldad.

Si miramos a nuestro alrededor, vemos que el que no se maneja con un mínimo de prudencia e inteligencia, el que se deja engañar, lo pasa mal. Qué sé yo: si firma una multipropiedad sin garantías, si quiere pasarse de listo con el tocomocho… es probable que no vuelva a ver su dinero. Y hablo de dinero por tratar de algo que importa, pero relativamente.

Los cuentos populares han afrontado esas posibilidades de frente: si haces el tonto de verdad, las pasarás canutas. Y si alguien depende de ti, quizá no lo vuelvas a ver. Y por lo tanto, acogen la violencia en su seno, como algo que existe, para enseñar a responderle; esto es, no a imitarla, sino a prevenirla. En los cuentos siempre ha habido lobos porque en el mundo no faltan.

A veces se piensa hoy que los cuentos modernos deben apartarse por completo de esa vía: Caperucita tiene que convencer al lobo, hablando pausadamente, de que lo que hace es incorrecto y le convendría más ser vegetariano o, al menos, reconocer la superioridad del ser humano y no comer más que conejos. El fallo de este enfoque es que el cuento tradicional habla de otro lobo, del lobo que no tiene intención alguna de convertirse; del lobo natural; del lobo convencido; del lobo sin más, diría. El que, después de escucharte atentamente, se te come y te olvida, punto.

El cuento de La mierlita, adaptado por Antonio Rubio e ilustrado por Isidro Ferrer, es una historia violenta: la madre es una ingenua que entrega a sus hijos por temor pánico a una amenaza del todo irreal. La cuota de optimismo que (a mi entender) debe tener toda la literatura para los más pequeños está en que se da cuenta de su error a tiempo de salvar a un hijo. Pero falsear el final, lograr que el zorro devuelva a todos los niños, sería falsear el mensaje neto del cuento: si piensas demasiado poco, si te dejas llevar por el pánico, puedes cometer un error sin marcha atrás. Ojalá a todos los que cogen el coche y adelantan en un cambio de rasante a 180 les hubieran contado La mierlita a tiempo… porque eso habría evitado la violencia de la muerte que causan, propia y ajena, real y contrastable.

Me parece que negar que en el mundo existen la muerte o la violencia no es cuidar a nuestros niños; es negarles la preparación más idónea para la vida real y, por lo tanto, renunciar, por mor del color rosa, a nuestra función de educadores. ¿No es mejor una impresión a tiempo? Habrá que mirar cómo afrontamos el tema, por ejemplo, con humor y exageración visual, como en el caso de Rubio y Ferrer; y no habrá que limitarse a él, ni caer en los prejuicios, ni tantas otras observaciones que cabe hacer; pero lo que no sirve de nada es borrar la violencia del mapa de la educación solo porque no es bonita…

El pollito de la avellaneda, de Antonio Rubio y Gabriel Pacheco

Antonio Rubio, del que ya hemos recogido un poema, que luego se convirtió en un juego, ha trabajado también en la adaptación de cuentos populares.

El pollito de la avellaneda, editado por Kalandraka, es un cuento acumulativo —fácil de contar incluso para los que se atrevan poco— en el que un personaje tiene que conseguir toda una serie de objetos para resolver un problema urgente («¡Ande, no se haga de rogar / que se me puede ahogar!»). Las ilustraciones de Gabriel Pacheco son claras, expresivas y con rasgos de humor e irrealismo. La combinación es, a mi modo de ver, excelente, y funciona bien con niños de unos tres años en adelante.

Concursos y premios internacionales de álbum ilustrado para niños

darabuc-kalandraka-i-premio-compostela-album-ilustrado-300.jpg

La editorial Kalandraka ha anunciado la creación del I premio Compostela de álbum ilustrado, con una dotación de 12.000 euros. La imagen es de Óscar Villán, ilustrador de varios libros infantiles, de estilo muy peculiar y reconocido, que aporta una mirada propia sobre los textos a los que pone imagen. Su obra El conejito blanco obtuvo el Premio nacional a las mejores ilustraciones infantiles y juveniles de 1999.

Ya son varios los concursos de álbum ilustrado que se realizan en España, México u otros países. Resumo aquí enlaces a las bases de los que tienen carácter internacional. La lista no será exhaustiva, por ahora; si conocéis otros dejadme por favor un comentario.

Enlaces revisados en febrero de 2010. Por favor, déjame un comentario si encuentras un enlace roto. Ha dejado de convocarse el Premio Ciudad de Alicante.