Pasen, la obra es buena

Le doy vueltas a las dos obras de teatro que he podido ver o leer recientemente y más me han gustado: Jan Totlifan, de L’Estaquirot, con diversas técnicas titiriteras, y El elefante ha ocupado la catedral, de Juan Mayorga (editorial Veintisiete Letritas, ilustraciones de Daniel Montero Galán).

Que más me han gustado o, simplemente, que me han parecido mejores. De vez en cuando algún comentarista (por lo general anónimo, no sé por qué razón no puede suscribir sus palabras con nombre y enlace) me atiza que quién me creo que soy para ir diciendo si tal cosa es buena o no.

La respuesta es sencilla: uno más, nada menos. ¿Más calificado? No lo sé ni me importa gran cosa. Leo cuanto puedo, incluidas las voces que no piensan como yo, con las que coincido menos, pero de las que también aprendo. Si me preguntaran qué calificación necesita un crítico, esa no me parece la peor. Y luego sin más al jaleo, jaleo: el jaleo de las voces, evidentemente, la democracia pura y viva de todo el que comparta interés, voluntad y tanta crítica como autocrítica.

Anuncios

4 Respuestas a “Pasen, la obra es buena

  1. ¡Cómo me alegra que hayas vuelto al ajo, y al jaleo de la LIJ! Suscribo.

    • Gracias, Enrique. El ajo es lo que tiene. Cuando ya te has acostumbrado a esperarlo en la tostada, el simple olor del fuego te hace sentir nostalgia. 😀

  2. Jajaja los comentaristas anónimos son monstruitos antipáticos, poco agraciados en forma y textura. Tienen olor feo, mal aliento y contaminan lo que tocan. Por eso les cuesta decir cosas buenas. Ah, y ni hace falta decir que son terriblemente miedosos y huyen antes de escribir nombre o enlace. Solo dejan su olorcito feo. Por suerte, si abanicas un poquito la tufarada luego se va. Nunca dejes de valorar tu opinión personal por culpa de ellos. Siempre hay alguien que te quiere leer :o)

    • Gracias por tu comentario, Juli.

      También ha habido anónimos estupendos. En realidad me pregunto por qué no puede uno suscribir sin más que la crítica es inviable, por ejemplo. No lo comparto, pero entiendo que alguien lo suscriba, y estaría bien poder hablar al respecto entre personas (voces con cierta identidad, que a fin de cuentas, la identidad es una parte esencial del placer de la conversación; o al menos, a mí me motiva poco discutir meras ideas con nadie).

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s