Sobre la reforma educativa

Copio:

Si hemos criticado la reforma educativa conservadora de este partido ha sido porque no atajaba los problemas que decía venir a resolver (la mejora de la calidad), porque los enfocaba desde esquemas viejos y simplistas, culpabilizaba al alumnado de su fracaso y del malestar docente y porque era regresiva para el avance del derecho de todos a la educación. Desconsideraba el papel incluyente que debe tener el sistema educativo y prometía la calidad sin aumentar los recursos y mediante métodos selectivos.

Lo más curioso de esta cita tan actual es que… no es de 2013, sino de 2004*. No se ha logrado, y es lamentable, una ley de consenso en un tema tan fundamental. Tampoco la logró Gabilondo, de infinito mejor recuerdo que Wert, pero sin legado tangible. Me temo que en este país las anteojeras ideológicas priman por encima de los maestros, las familias y los niños. Que no cunda el pánico. En la próxima reforma educativa prohibiremos a los niños por no haber sabido estar a la altura de tan magna Ley.

* José Gimeno Sacristán, «Recuperar el pulso de la política educativa», en Cuadernos de pedagogía, n.º 338, septiembre de 2004.

Anuncios

2 Respuestas a “Sobre la reforma educativa

  1. Me parece que cualquier intento de legislar y reglamentar la educación es aberrante, por el empeño en homogeneizar un producto que la propia ley se encarga de predecir, en una forma sutil de totalitarismo. La educación la entiendo más como una tarea de gestión de la heterogeneidad con especial hincapié en lo procesual. La idea es tan vieja como válida. Pero hablalé tú a un gobernante actual, adorador confeso de la diosa Empresa, de no alcanzar expectativas de producción…
    En el ámbito bibliotecario, por buscar un ejemplo cercano, siempre se han preferido las PAUTAS o DIRECTRICES a las leyes, los reglamentos o las normas, que se usan sencillamente para ámbitos ajenos al propio individuo y su formación como lector (la estructura de los centros bibliotecarios, el uso de los servicios, etc.). Dejaría la profesión si una ley me obligara a producir lectores con marchamo de excelencia.

    • Me parece una perspectiva valiosa… Corre una imagen chistosa de la educación como un examen de animales en el que todos, naden, corran o vuelen, se examinan por su habilidad de trepar a un árbol. Como todo chiste, no incluye matices que valdría la pena hacer, pero el grueso de la reflexión creo que encaja demasiado bien con nuestro sistema educativo, sobre todo en algunos centros y, por imposición, a partir de 2.º o 3.º de Primaria (a lo sumo entonces, los proyectos educativos distintos tienen que “volver al redil”).
      Pero como dices, parece inconcebible con este estado; además de por su interés de crear personas-mecanismo que mantengan en buen funcionamiento este sistema económico, añadiría por lo panmetomentodo panregulador y panexaminante (en realidad: filtrante y excluyente, pero no de lo malo, sino de lo no sistémico).
      Quizá otro indicio es que se nieguen a regular la educación en casa como alternativa viable.
      Como sea, no vamos bien, y no vamos bien en un tema crucial. :\

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s