Censura a las voces críticas

Si algo está demostrando esta crisis es que, como decía Brecht en uno de sus poemas, al gobierno le sobra el pueblo y está pensando en abolirlo y nombrar un pueblo nuevo (le sobraba a aquella dictadura de la RDA y le sobra a este gobierno nuestro, aunque se vanaglorie de democrático). Las diversas formas de represión de la libertad de pensamiento y expresión (desde las más inmediatas, como el acoso a manifestantes pacíficos, el uso generalizado de antidisturbios y los diversos mecanismos de veto a la reunión crítica; pasando por la incomprensible furia que desata algo tan netamente democrático como es un referéndum; y llegando a las formas menos inmediatas, pero más destructivas a largo plazo, como privar de presupuestos a las bibliotecas públicas y aumentar las cargas y reducir la financiación de la escuela pública) son inquietantes y merecen una repulsa enérgica, incluso de este blog de voluntad apolítica y raíz apartidista. En algunos casos, además de inquietantes, diría que son ridículas hasta el asombro, como este ejemplo de censura de la alcaldía de Alpedrete a la narradora Ana Griott. Lógicamente, el intento de censura salió rana, como acostumbra (y como sabrían nuestros políticos, si gobernaran con la cabeza y no visceralmente), y acabó en una fiesta aún más mayoritaria.

6 Respuestas a “Censura a las voces críticas

  1. Lo mejor de que se cometa una injusticia contigo es que descubres que no estás sola porque hay un montón de gente que te apoya… Y eso es algo que ellos, los que tienen el poder, no quieren que sepamos. No vaya a ser que descubramos que el poder realmente lo tenemos nosotros…
    Muchas gracias, Darabuc

  2. Siendo grave el asunto, lo más grave es que el motivo de su veto fue por participar en la fiesta que organizamos en el pueblo por la Paz, la Cultura y la Libertad y contra la Intolerancia, asuntos todos peligrosísimos para los que gobiernan en el Ayto. de Alpedrete y motivada por los insultos y amenazas de los neonazis en la presentación de un libro de un conocido actor en un local del pueblo, además de agresiones a jóvenes del pueblo.
    Pero no nos dan miedo a pesar de los vetos y las multas (que también hay) con gente como Ana seguiremos adelante
    Gracias por difundirlo.
    Jesús Gabán

    • No hay de qué. Lo mejor que se puede hacer contra la estupidez (y la censura es una forma de opresión, pero antes aún, a mi modo de ver, lo es de estupidez) es poner una foto grande y clara sobre la mesa común, de forma que los responsables, asuman o no las culpas, vean que ese es un camino inviable. Un abrazo

  3. Estupendo el texto Gonzalo, lo enlazo en mi muro de féisbuc. Un abrazo.

  4. Mayara de Castro

    Receba um abraço carinhoso do Brasil e a minha solidariedade, querida hermana, Ana Griot, narradora de cuentos, como yo!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s