#SOSedu22M: la desigualdad y la pobreza no se combaten con recortes en educación

En un país donde, con los datos en la mano, hace dos décadas que la desigualdad está aumentando, y con los índices de pobreza disparados por la crisis, recortar en educación pública solo puede aumentar la exclusión y perjudicar el futuro de muchos y, con ellos, del conjunto de la sociedad. No se me ocurre peor apuesta; y como quienes están contra la indignación social que esto genera suelen resolverlo todo con que hay protestas pero no propuestas, propondré lo que en realidad ya muchos han propuesto: si hay que recortar, que sea en otros lugares de nula utilidad social, como el senado y, probablemente, la monarquía; y, muy especialmente, debe controlarse el gasto público que, como ha difundido la prensa con detalles para el sonrojo de todos los partidos políticos, se ha troceado alegremente entre amigos, se ha dilapidado en proyectos faraónicos y se ha entregado a «asesores» y vendedores de aire de precios injustificables. En suma: limpiemos  el gobierno, del ámbito nacional al autonómico y local, de la multitud de garrapatas que viven de él, e invirtamos los abundantísimos recursos que consumen en el pilar social básico que es la educación.

11 Respuestas a “#SOSedu22M: la desigualdad y la pobreza no se combaten con recortes en educación

  1. De acuerdo, ¿dónde hay que firmar?

  2. Aquí, allí, en la calle, en el trabajo, en la radio, en lo que escribimos… :-\

  3. Es como vivir en un cuento de terror. Me uno con toda la fuerza que tiene mi voz y me pongo manos a la obra

  4. Completemente de acuerdo contigo. Luchemos y no caigamos en las desesperación. Tenemos que convencernos que nosotros, a los que nos van quitando todo, somos muchímos más. ¿Es que no vamos a poder con ellos, aunque tengan todo el poder?

    En lo que puedo acompaño en la lucha.

    Un abrazo

    Luz

  5. Gracias, Rubén, Luz.
    Hoy corre que se las pela por la red un vídeo donde Wert expone que en realidad casi todo el mundo puede pagarse la educación universitaria, por mucho que haya subido, solo que muchos no quieren porque tienen otras prioridades. El porcentaje nacional de paro, que duplica el europeo; de familias enteras en las que nadie tiene trabajo; o de personas no ya con meses, sino con años de desempleo, no parece contar. Es, sobre todo, falta de voluntad. ¡Toma ya! Para colmo, sus palabras son de un balbuceo y una pobreza impresentables en un ministro, no digamos ya en el de Educación: “Que la familia no tiene recursos para afrontar el pago de esas tasas, evidentemente se puede dar casos, pero no tener recursos, pregunto una vez más: ¿que quiere decir? Que no se quieren dedicar, eh, recursos a eso en detrimento de otras posibilidades de usar los recursos en otras cosas”.
    En fin. Este no es un blog de política y menos aún de partidismo; es una desgracia que los nuevos no hayan mejorado a los precedentes, ¡que eran nefastos! De Guatemala a Guatepeor y camino de Guatesálvesequienpueda, pero tendrán que empezar a vigilar, que nadie aguanta sin rechistar tantos palos…

  6. Hoy se hablaba del informe de UNICEF publicado ayer…
    «Un niño en España nace actualmente con una “deuda pública” de unos 15.570 euros, y la crisis está aumentando la carga financiera que los niños actuales tendrán que acarrear en el futuro; posiblemente sin haber disfrutado de los mismos niveles de inversión en educación, salud y equidad que la anterior generación. Esto, junto con la notable reducción de la capacidad de ahorro de los hogares y el altísimo paro juvenil, enfrenta a niños y adolescentes a un panorama muy poco esperanzador en este momento.» (“Informe de la Infancia en España 2011-2012. El impacto de la crisis en los niños”, pág. 22)
    http://www.unicef.es/infancia/ong-espana/infancia-espana

  7. Son cifras sangrantes. Un 26% de niños vive por debajo del umbral de la pobreza. La pobreza crónica ha subido un 50% en tres años. Mires el dato que mires, resulta escalofriante. ¿Qué tiene esto de “primer mundo”? Aún hay quien dice que poner esto al lado de los bancos que se están rescatando con el dinero de todos y de los sueldazos de sus jefes, que se cuentan por millones de euros, no es constatar una inmoralidad brutal, sino demagogia. Y para colmo, nos dan lecciones de “prioridades”…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s