‘Andrés cabeza abajo’, de Pablo Albo y Roger Olmos

Ilustración de Roger Olmos

«Andrés, cabeza abajo, iba pensando: “¡VAYA FAENA!”. Acababa de ser engullido por un ogro y estaba cayendo por su garganta.
“Con la mala suerte que tengo, seguro que en la barriga del ogro me encuentro con un dragón terrible que me quiere devorar.”
¡Y así fue!
“¡QUÉ MALA PATA!”, pensaba Andrés, mientras caía, cabeza abajo, por la garganta del dragón. “Seguro que este dragón acaba de comerse un oso salvaje al que le encanta comer niños.”
¡Y así era!»
La fatalidad de Andrés no termina en el oso, claro, sino que cada vez se adentra más en estas muñecas chinas carnívoras: «Y, como se temía, Andrés se encontró en la barriga del lobo feroz, que estaba dentro del león hambriento, que estaba dentro de la barriga del oso salvaje, que estaba dentro de la barriga del dragón terrible, que estaba dentro de la barriga del ogro».

Ilustración de Roger Olmos

Ilustración de Roger Olmos

¿Llegará alguien —leñador o caballero— que abra toda la serie de barrigas? No, «por mucho que esperó, allí no llegó nadie». Así que tendrá que resolverlo por sí mismo y, como no está en una ballena que lo pueda expulsar con el agua, no será el medio más limpio ni perfumado: «buscando, palpando y empujando se metió por un agujero que había en la barriga del lobo hasta que consiguió salir por…». Sí, por ahí; como se dice en letra pequeñita: «por donde suelen salir las cosas que los lobos se comen».

Por esa clase de agujeros, deshace el camino de las cajitas chinas, ahora marranas e hilarantes. Al fin llega a la barriga del ogro y, al sentirse cerca de la liberación, piensa: «¡Seguro que afuera brilla el sol!». Seguro… que no, ¡pobre Andrés, «cansado, mojado y maloliente»! Él no pierde la esperanza: «Con la suerte que tengo, seguro que mañana o pasado sale el sol». Olmos, que con los lados menos amables de la vida se sale (La cosa que más duele del mundo, El príncipe de los enredos), se ríe aquí dibujando una nube exclusiva para el gafado.

Ilustración de Roger Olmos

5 Respuestas a “‘Andrés cabeza abajo’, de Pablo Albo y Roger Olmos

  1. Que genial son estas historias!

  2. Es una historia magnífica, aunque claro, con dos genios de ese calibre, no se puede esperar menos.

  3. Aitor, es que ya no se dice genio, ahora se dice pabloalbo.😀 Justo hoy iba leyendo por la calle otro reciente álbum suyo, ‘Bolsillo’ (de la editorial República Kukudrulu), y no lo recomiendo nada. Quiero decir que no recomiendo nada leer álbumes suyos por la calle: ¡casi me la pego contra una farola! Y ni aun así se me corta la sonrisa.
    Y de Roger, ¿qué decir? No hay dos como él. Yo no los conozco, en estos registros.

    *

    Bienvenida y gracias por el comentario, Ester.

  4. Los hermanos Albo son dos personajes sacados del más divertido de todos los álbumes ilustrados y Roger Olmos mueve sus pinceles como el mejor de los magos…¡que troupe!

  5. ¡Oh, qué buena pinta tiene este libro!, a la cocodrila le va a encantar, ella sabe mucho de digestiones accidentales, ayer mismo se tragó a mi hijo sin querer, y sí, Pablo Albo tiene un noséqué o un quéséyo para el non sense que daunaenvidiaquetemueres…

    Me alegra que la farola se retirara a tiempo, Darabuc, y que te divirtieras con Bolsillo!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s