‘Cierra los ojos’, de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci

Cierra los ojos, de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci (ed. Thule), es un juego de perspectivas y una propuesta de reflexión sobre la primacía casi absoluta de la vista frente a los demás sentidos. ¿Cómo son las cosas? Habitualmente, con los ojos abiertos, se ven de una manera: un árbol «es una planta muy alta llena de hojas», «una culebra es un animal que se arrastra y no tiene patas», «un reloj es una cosa que te dice qué hora es». Pero con los ojos cerrados —ceguera temporal y voluntaria o ceguera plena, el cuento no elige ni dramatiza— y un punto de vista deliberadamente poético y amable, la realidad es muy distinta: «un árbol es un palo muy grande que sale del suelo y canta», «una culebra es una cuerda fría y suave que siempre se te escapa», «un reloj es una cajita de madera con un corazón dentro».
Esto se cuenta dentro de un marco narrativo en el que dos hermanos hablan, cuentan y se discuten. ¿Cuándo estás sucio: cuando llevas manchas o cuando hueles mal? ¿Quién es papá: un hombre alto que lleva sombrero o un beso que pica y huele a pipa? Uno ve, pero el otro le apunta que hay más que la vista: Tócala, Escucha, ¿Es que no hueles?, Toma, ¡No la toques!, ¿No los oyes?

—Yo se lo intento explicar, pero él no me hace caso —le digo a mi madre.
—A lo mejor él también tiene razón —responde ella.
—¿Y cómo es posible? —le pregunto.
—¿De verdad quieres saberlo? Entonces… cierra los ojos.

Los collages de Ranucci son particularmente austeros, con muy pocos elementos dispuestos con frecuencia con valor metafórico: la historia se abre, por ejemplo, con dos dibujos de niños casi idénticos, pero uno cabeza arriba y otro cabeza abajo, el uno en negro sobre blanco y el otro en blanco sobre negro.

  • Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci, Cierra los ojos. Thule (col. Trampantojo), Barcelona, 2009. ISBN 978-84-96473-98-0.

7 Respuestas a “‘Cierra los ojos’, de Victoria Pérez Escrivá y Claudia Ranucci

  1. Me gustó la idea. Una vez leí una frase de Ángeles Mastretta que decía algo así: cuántas veces cierra uno los ojos para no ver, pero cuántas para ver mejor. Esa idea me ha acompañado por mucho tiempo en mi trabajo y en lo personal. Y este libro puede ser una buena manera de ver las cosas desde otro lugar. A buscarlo entonces para leerlo.

    Andrea. Bs. As-Argentina.

  2. La vista, por otra parte, es tan engañosa como cualquier percepción. Quizá se debería enseñar a complementar la información visual con los otros sentidos. Podría ser una asignatura. Qué digo, toda una disciplina. Porque los ojos son peceras.

  3. Qué historias tan originales!! La idea me ha cautivado🙂

    http://elgatoazulprusia.blogspot.com/
    La ilustracion infantil contada paso a paso

  4. Andrea, Jan, Marian: gracias por vuestros comentarios.

    La pega que yo pondría a la propuesta quizá sea que no solo hay poesía en los ojos cerrados, pero no por eso es menos cierto que hay cosas que se ven mejor cerrando los ojos.

  5. Claudia Ranucci habla sobre las nuevas ediciones internacionales de este libro: http://www.claudiaranucci.com/2011/10/16/brasil-brasiiil%e2%80%a6/

  6. ¿Como hago para conseguir el libro chicos?

    • Con el ISBN, 978-84-96473-98-0, cualquier librería te lo puede conseguir. Además hay ya muchas librerías especializadas en infantil, que tendrán buena parte del catálogo de Thule y, si no, te lo conseguirán pronto. Tienes varios enlaces en la columna derecha (aunque no estén todas, porque han surgido más, o no todos los enlaces estén actualizados).

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s