La trilogía de los Trípodes, de John Christopher

He leído sin apenas emoción la clásica Trilogía de los Trípodes, de John Christopher (1967-68). Se trata de una novela ideológica y de aventuras en un entorno de ciencia-ficción, después de que el mundo humano haya sido conquistado por extraterrestres; estos, los Amos, usan a los hombres como esclavos y en la adolescencia les instalan una placa en el cráneo para que obedezcan y adoren a sus superiores. Unos pocos rebeldes se agruparán para, paso a paso, expulsar a los dominadores, que han traído la paz, pero solo por la vía de la sumisión semianimal (significativamente, uno de los Amos más pacíficos querrá adoptar al protagonista como mascota, después de haber leído en un libro humano los conceptos de «perro» y «amistad»), una «paz de rebaño».

Tiene puntos interesantes, a mi modo de ver: la crítica pacifista al belicismo previo (y también posterior) a la conquista extraterrestre (y a la segunda guerra mundial, por alusiones, y quizá a la «paz» soviética); la invención y descripción de la Ciudad de Oro y Plomo; la introducción de matices en la psicología de los Amos, no siempre negativos, y en los hombres, no siempre positivos; la elección de un personaje central falible; la importancia del compromiso y el sacrificio.

Sin embargo, las buenas intenciones lastran el conjunto. Vemos la acción desde la perspectiva de Will, pero hay un narrador que, desde una posición de superioridad moral frente al presente de la acción, comenta y critica sus errores (¿como si temiera ser una mala influencia en los lectores?); sin embargo, no sabemos desde dónde o cuándo nos habla, ya que la obra no se presenta como memorialística. Por otro lado, Will es falible, ante todo por orgullo y visceralidad, pero entre quienes lo guían y acompañan en la aventura hay personajes casi perfectos (aun a pesar de haberlos encontrado por azar), deus ex machina que priva al conjunto de verosimilitud.

Otro aspecto muy envejecido es el papel de la mujer. O su ausencia, mejor dicho. Solo hay dos personajes femeninos notables y solo en la primera de las tres partes. Solo uno tiene nombre propio: Eloïse, que se entrega a servir a los Amos con ilusión como hacen quienes poseen la Placa, para desazón de Will (y detonante de su decisión de no someterse al sistema). Lo que Eloïse ignora es que la van a embalsamar en una Galería de la Belleza (lo que de nuevo, unido al proyecto general de exterminar a la raza humana, dedice a Will a marcar con la X a los Amos). Y eso es todo lo que hay decir de la mujer y salvar al mundo.

Quizá en 1967 tampoco se podía abordar ningún aspecto de sexualidad. Pero el contraste con la voz narrativa adulta es llamativo: cuando el protagonista comenta que su vida futura, «una vez liberados de los opresores», será una forma de vivir «me temo que esencialmente centrada en los placeres», ¿qué piensa el lector, oyendo esas palabras y esa forma de hablar? No, no, el narrador no piensa en eso: «Me veía cazando, montando a caballo, pescando…». En una novela donde el despertar a la vida adulta es un tema crucial, la omisión no es precisamente poca cosa. Estos personajes de cartón piedra desarrollan una conciencia política admirable y hasta procuran refundar la ONU, pero fuera de eso, parecen más muertos que vivos.

  • John Christopher, La Trilogía de los Trípodes: Las Montañas Blancas. La ciudad de oro y plomo. El estanque de fuego. Traducción de Eduardo Lago. Alfaguara, Madrid, 1984. En proceso de reedición por Oxford, Madrid, 2011-.
  • Hay reseñas más positivas en Bienvenidos a la fiesta, Libros juveniles, Pasen y lean y la revista Babar.

5 Respuestas a “La trilogía de los Trípodes, de John Christopher

  1. ¡Qué poco queda para que nos conozcamos en persona! Estarás en Cuenca el día 22, ¿verdad? No quepo en mi de gozo, sólo con pensar lo poquito que queda para tener los libritos en las manos y conocerte a ti, a mi ilustradora, al tuyo, a Carlos… ¡Tantísima gente!

  2. Ahí estaré. En realidad, quizá tendría que estar mi hija, cantando sus cartagés y molinés de la reina de Valencia. O el enano con sus caricias. Porque sin ellos no habría habido niños taciturnos, reinas de los pozos ni risas de la panzuela. Pero bueno, iré como representante.🙂

  3. Pingback: Tweets that mention La trilogía de los Trípodes, de John Christopher « Darabuc · literatura infantil e ilustración -- Topsy.com

  4. La revista Babar reseña una nueva edición de la misma traducción, ahora en ed. Oxford. Añado el enlace.

  5. solo escribo para dar el link. los 3 libros estan compresos en winrar sin password.

    freakshare.com/files/w7rgtajf/Christopher-John-trilogia.rar.html
    o
    mediafire.com/?zif4o1lcaq4w86o

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s