(Agotados) Libros gratuitos: 15 ‘Sopa de nada’ para bibliotecas escolares

  • Nota del 5 de marzo: Los libros disponibles se han agotado, muchas gracias. Intentaré enviarlos este próximo lunes.

Sopa de nada es un cuento dedicado «A nuestros bibliotecarios —ellas y ellos—, magos de la buena cocina con pocos medios». Aunque en todas partes cuecen habas, en el medio más rural que urbano en el que me muevo yo, de municipios relativamente poco habitados (desde los pueblos de la sierra que se dan con un canto en los dientes si no bajan de dos mil habitantes hasta las pequeñas ciudades del noroeste de Murcia), la biblioteca municipal es un lugar inestable, sometido al capricho de los políticos, donde cuesta arrancar y mantener proyectos importantes. Con lo que se le paga por un solo día de intolerancia a un conferenciante incendiario del bando político propio, una biblioteca organiza actividades para seiscientos niños. Pero el dinero para esto último no siempre llega.

De las bibliotecas escolares, no sé qué decir. Las hay maravillosas. Las hay inexistentes. Las hay que sobreviven atacadas como pérdida de tiempo por la dirección del centro o incluso como intrusismo por quienes defienden la profesión bibliotecaria desde una exigencia de mínimos loable, pero muy distanciada del mundo real. Casi siempre, la mayoría de lo que en ellas se mueve depende del empeño y la ilusión de maestros que le dedican más horas y esfuerzo del que les correspondería por cargo oficial, y de la aportación de otros voluntarios (alumnos y madres, en general).

Por todo eso, y porque he crecido y me hecho lector voraz gracias a las bibliotecas, yo le dedicaría a nuestros bibliotecarios cualquier libro, igual que seguiré dedicándoles notas en el blog. Pero más aún un libro como este, en el que Juan Rata, aun con el palacio lleno, afirma no tener nada: «Soy pobre como un cesto sin pan y una olla sin caldo».

Ahora bien, más allá de las buenas palabras, la generosidad —el tema de este cuento— no consiste en decir: «¡Qué bonito es dar!», sino en dar. Dar lo que uno puede, y un poquito más. No pretendo colgarme medallas ni salir guapo en la foto, sino solo ser consecuente conmigo mismo.

Así que abro este tema con la esperanza de abrir también una sección entera de Libros gratuitos. Ahí indicaré lo que pueda dar en cada momento, hasta que se acabe y (confiemos que) vuelva a haber. Ahora hay 15 ejemplares de Sopa de nada para bibliotecas escolares. (Para bibliotecas de España. Que me perdonen los lectores americanos, pero el coste de Correos en envíos internacionales es inasumible para mí.)

¿Qué hay que hacer? Basta con que la/el responsable de la biblioteca escriba a mi correo de gmail.com (darabuc@gm…) e indique la dirección del centro y a quién dirijo el envío. A través de este otro blog, está la posibilidad adicional (nunca exigida) de abrir una nota para charlar con los alumnos, si se animan a preguntar cualquier cosa o transmitir sus impresiones; o para reproducir sus dibujos o actividades. Si las bibliotecas escolares que soliciten el libro no disponen de blog propio, aprovecho para animaros a crearlo, sobre todo por el beneficio de dialogar con otros maestros-bibliotecarios empeñados en la misma ilusión.

Anuncios

21 Respuestas a “(Agotados) Libros gratuitos: 15 ‘Sopa de nada’ para bibliotecas escolares

  1. Es un gesto precioso por tu parte, que muestra el valor que das a nuestro trabajo.
    Animaré a mis alumnos a escribir en el blog!

    Un abrazo

  2. Genial per part meva. T’obro una nota, si vols, igual que he fet amb la biblioteca del Sant Jordi.

  3. Hace años adquirí la costumbre de hacer una limpieza anual y regalar libros que ya no voy a releer ni consultar nunca más. Y es que un buen día decidí que mi biblioteca no podía superar los 3.000 volúmenes, ya que si seguía acumulando libros un día no cabría yo en casa. Así que cada año saco una caja con 100 ó 200 y los regalo o los doy a alguna oenegé (a veces me cuesta encontrar quien los acepte, o sea que si sabes de algunas se admiten sugerencias…).
    Pero lo hago por dos razones prácticas. Una, he hecho 7 mudanzas en quince años y arrastrar la biblioteca se convierte en algo idiota. Dos, ¡tiene que haber sitios en las estanterías de casa para poner un jarrón o una fotografía! Devoramos libros sí, pero no podemos dejar que los libros nos devoren a nosotros…
    Un abrazo y un aplauso a la iniciativa.

  4. Hola, Víctor:

    No tengo sugerencias, no. Yo, los libros que por la razón que sea creo que no usaré más los voy dando de pocos en pocos, sea en puntos de Bookcrossing o con la red de intercambio de Bookmooch (que es muy cómoda y útil para un sitio pequeño, ya que te enlaza con todo el mundo). Justamente lo hago así porque no es fácil encontrar quien quiera lotes. Incluso a la hora de donar a las bibliotecas públicas es más práctico consultar antes. (Aunque algunas aceptan todo lo que está en buen estado y resuelven la cuestión poniendo los fondos no seleccionados a disposición de otras bibliotecas, lo que no es mala idea.)

    Aclaro por si hay dudas que estos son libros nuevos, casi recién salidos de imprenta.

    Un abrazo

  5. Te pediría ya mismo una “Sopa” para la biblio del cole, pero creo que quieres (y haces bien) lugares muy diferentes a las grandes ciudades. Suerte con la búsqueda.

  6. Veo que me he explicado mal en un punto: quisiera que escribieran los responsables de la biblioteca. Con eso pretendo diferenciar (con suerte o no, ya no lo sé) entre una posible respuesta como «pues pídelo, si dices que es gratis» y el «me apetece tenerlo». Pido disculpas por exagerar la idea para explicarme mejor; no busco burlarme de nadie.

    Ahora tal vez seas maestro y caigo yo de la parra. (Es curioso este conocimiento por facetas que da la red.) Pero si suponemos por ahora que no lo eres, quizá sea útil la aclaración en general.

    En cambio, no hay requisitos de ciudad grande o pequeña, colegio de cinco mil niños o colegio rural agrupado. A más de uno de estos ya se los voy mandando yo por mi cuenta cuando se nos cruzan los caminos. No veo ahora necesidad de complicarlo más.

    Un abrazo

  7. Quizá puedo añadir aquí algo que eliminé de la nota, por ser ya muy larga: quería hacer algo sencillo, con el menor número de requisitos posible (ya bastante fastidio es, por ejemplo, no poder enviar a América). Pero se admiten críticas (no le tengo yo manía a esta palabra, que me gusta entender como constructiva) y sugerencias de mejora. A fin de cuentas, es la primera vez que propongo algo así a través de la página, hasta ahora me he limitado a llevar los libros a las bibliotecas. Pero es fácil en una biblioteca pública y más difícil en la escolar (porque supone interrumpir las clases del responsable).

  8. Creo que ya lo he explicado mejor. En cualquier caso, no me importa quién me escriba, solo que el libro llegue a un sitio donde apetezca recibirlo. (Y yo mismo sé por experiencia que un intermediario puede ir con la mejor intención pero topar con la realidad, falta de tiempo, preferencia cerrada por otra clase de libros, etc.)

    Un abrazo

  9. Hola Gonzalo, soy Lidón animadora y compañera de trabajo de Felip (que alguna vez ya te ha comentado alguna cosa en tu blog)
    A mí me apetece mucho tu libro, soy devoradora de cuentos, pero sobre todo enamorada de los ilustrados, ya que además de mi trabajo es mi vocación (http://www.mondanimacio.com) así que si me lo envías le daré un buen uso, y si te apeteciera podría enviarte un “cuentecito” que me publicó Tàndem en el 2006, tienes más información de él en mi web. Sólo una dirección y está hecho.
    La mía es món d’animació C/ ximénez 22 2n 12002 Castelló.
    Moltes gràcies company per tot el que ens ajudes…

  10. Enrique Cordero

    Qué hermosa dedicatoria, Gonzalo. Gracias, por la parte que me toca, que es toda. Aún no me ha llegado tu sopa -el camarero a quien se la pedí tenía un no sé qué de caracol-, pero la espero hambriento, cuchara en mano y servilleta al cuello.

  11. Hola, Lidón:

    Me encantaría conocer a L’elefant Pepo, pero el intercambio tendrá que esperar a que se llene otra vez el saco… Te felicito de paso por la reseña de Lourdes Rubio en Lletres.

    Una abraçada i salutacions a en Felip

  12. Hola, Enrique:

    Es muy reciente, dale tiempo al caracol. 🙂

    Te agradezco sinceramente la elección. Estar en los fondos de una biblioteca es una alegría muy grande; el pequeño sueño personal queda de pronto accesible a cientos de personas… Hay un saquito paralelo para bibliotecas públicas, pero no me animé a exponerlo aquí. Quería ver antes cómo iba este experimento; pero además, son tantísimas las que hay, que con mejor o peor criterio acabo repartiendo según una mezcla de amigos, conocidos, caprichos y azares. Un tiempo pude hacerlo a golpe de coche y la verdad es que recorriendo media sierra de Albacete y media región de Murcia con La vieja en la mano he hecho más de un amigo que aún perdura. Aunque tenga que ser ya por correo postal, me anoto Alcalá para el Libro de las mandangas.

    Un abrazo

  13. Hola Gonzalo, no passa res ja hi haurà un altre sac, sinò sempre ens queda el teu blog que és més que un sac.
    Però el meu Pepo si em dius on, t’ho envie.
    Besets
    Lidón

  14. Gràcies, Lidón. T’escric al correu.

  15. Aviso del 5 de marzo: Gracias a todos los que se han animado a escribir. Se han agotado los libros disponibles. Confío en poder rellenar de nuevo la bolsa en el futuro, con este u otros libros.

  16. Hoy los he enviado, espero que lleguen todos bien. 🙂

  17. Qué maravillosa iniciativa. Las bibliotecas son uno de mis lugares favoritos. Tengo un amigo que visita los estadios de fútbol cuando viaja, otra las iglesias, otros van de tiendas… Yo biblioturisteo.

  18. Además es una buena forma de enterarse de la salud de los pueblos. Desde el que te dice que «¿Biblioteca? Claro, en la Casa de Cultura, al lado del Ayuntamiento», pero luego la encuentras cerrada por falta de bibliotecario/a desde hace dos años (¿Coche? Pues claro, un Audi, pero sin ruedas ni gasolina), hasta los sitios en los que los ojos te hacen chiribitas de ver en un pueblo de 10.000 habitantes una antología de fondos de auténtica envidia.

  19. Hola Gonzalo, recibimos en el cole Alba Plata tu libro. Gracias por dedicarlo y firmarlo, nos ha hecho mucha ilusión. Ya está catalogado y etiquetado, solo queda presentarlo y hacerlo viajar de mano en mano y de sonrisa en sonrisa, que seguro que despierta muchas. Intentaremos de alguna forma hacértelas llegar …

    Un abrazo

  20. Me alegro de que os llegara bien, Mariví. Aquí estoy para lo que queráis.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s