Declaración de Murcia sobre la acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempos de crisis

Reproduzco este comunicado que me parece de interés e importancia. Hacer que las bibliotecas paguen el coste de la crisis con recortes indiscriminados es fácil, pero caro: solo perjudica a la sociedad que así lo hace.

*

Los participantes en las Jornadas «La acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis», realizadas los días 18 y 19 de febrero de 2010 en la Biblioteca Regional de Murcia, acuerdan difundir la siguiente Declaración:

1. Las bibliotecas realizan una función social y educativa, de apoyo a las personas y comunidades en todo momento. Pero, particularmente, pueden ser un recurso fundamental de inclusión y promoción social cuando la crisis económica incrementa el número de personas en paro, precariedad laboral, vulnerabilidad o exclusión social.

2. Hay numerosos proyectos, experiencias y buenas prácticas de servicios bibliotecarios orientados a la formación de competencias básicas, capacitación laboral y apoyo al aprendizaje permanente. Con ello las bibliotecas demuestran su poder de promoción y generación de oportunidades para las personas.

3. La realización de servicios y proyectos de formación laboral por parte de las bibliotecas se debe llevar a cabo en colaboración y alianza con todo tipo de organismos de promoción laboral e integración social, así como con todas las organizaciones de la sociedad civil preocupadas por la inclusión social.

4. En tiempos de crisis las bibliotecas deben reivindicar tanto el mantenimiento de sus presupuestos públicos como buscar fuentes y oportunidades alternativas de financiación (fundraising), manteniendo su independencia y principios.

5. Es imprescindible la formación del personal de las bibliotecas como mediador de los procesos del aprendizaje. Esta formación debe estar presente tanto en la formación inicial universitaria de los titulados en Biblioteconomía, como en los planes de formación permanente de los bibliotecarios en ejercicio.

6. Los profesionales de las bibliotecas tienen el compromiso ético y deontológico de contribuir al acceso, uso y comunicación de la información por parte de todos, de acuerdo con las declaraciones de los derechos humanos, y su labor informativa y educativa contribuye a posibilitar y extender el ejercicio real de estos derechos.

7. Hay que transmitir y hacer que la sociedad conozca la función de la biblioteca como institución de formación permanente, inclusión social y puerta de acceso a la sociedad de la información para todos.

8. Consideramos que el aprendizaje a lo largo de la vida es una necesidad para todos los ciudadanos, y que por ello debe considerarse un servicio fundamental de las bibliotecas públicas.

9. La biblioteca debe atender especialmente las necesidades inclusivas y educativas de las personas y colectivos más vulnerables en el contexto en que su ubiquen: infancia, personas sin estudios, minorías inmigrantes, personas con discapacidad, personas sin recursos, en paro, mayores, etcétera. Con ello contribuye a compensar las desigualdades sociales existentes para acceder al conocimiento y la información.

10. La planificación estratégica y la anticipación de las necesidades y problemas sociales deben ser prácticas de los profesionales de las bibliotecas para responder y hacer frente a las dificultades económicas. Con ello podrán convertir la crisis económica en una oportunidad de incrementar su utilidad y lograr el máximo reconocimiento de su labor informativa, educativa, cultural y social.

Anuncios

4 Respuestas a “Declaración de Murcia sobre la acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempos de crisis

  1. No lo he leído todo porque soy perezoso y un poco abandonado, pero lo apoyo. La verdad es que no soy usuario de bibliotecas pero lo fui (mucho) de crío. Así que OK. Alguien tiene que hacer y decir esas cosas ya que muchos no hacemos ni decimos nada…
    Un abrazo,

  2. Bueno, también cuenta, creo yo, que aunque no es lo peor que se puede llegar a leer por ahí (más bien se han lucido, en comparación; basta imaginar lo que habría escrito un político), no son declaraciones que atraigan por su forma. ¡Y los apasionados de la literatura estamos muy mal acostumbrados! 🙂 Vamos, no creo que la mayoría de los lectores llegue al final del decálogo. Incluso sopesé si incluir una raya de corte con una invitación a «leer más».

    Pero sí entiendo que las bibliotecas son una base de la sociedad y un punto de crecimiento libre de enorme valor. Cuando uno no se puede permitir comprarse los libros, o porque tiene 14 años, porque se le va lo que gana en las necesidades inmediatas, el panorama con o sin bibliotecas es muy distinto. Yo me pasaba tardes enteras, una tras otra, curioseando, olfateando, abriendo sin parar, con la sensación de magia que tan bien retrata Dahl en Matilda (aunque yo era algo más talludito, lo reconozco: tardé algo más que cuatro años en leer a Dickens…). Así que algo hay que hacer, eso es.

    Abrazo

  3. Gracias por hacerte eco de esta noticia. Me parece un comunicado lleno de sentido común y, por lo tanto, fruto seguro de incomprensiones.

    Desde hace años soy un sufrido usuario de la red de bibliotecas de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, amén de bibliotecas universitarias.

    El mayor sufrimiento de todos, sin duda, es no poder utilizarlas porque, por ejemplo:

    La cierran de forma “indefinida” para revisar la calefacción ya que a los lectores les castañetean los dientes del frío. Lo sorprendente es que estoy hablando de un edificio histórico reformado para biblioteca hace pocos años. El edificio (una antigua iglesia) quedó estupenda para las fotos de la inauguración, pero como biblioteca sigue siendo una ruina.

    Otra. En otra biblioteca, reconocida internacionalmente como ejemplo de diseño arquitectónico, limitan el acceso a la sala infantil y juvenil a la mitad del horario de la sala general. ¿La razón? El premiado diseño, segregando estúpidamente las salas, obliga a duplicar el número de bibliotecarios que atienden el centro. ¿Adivinas qué es lo primero que recortan cuando vienen las “vacas flacas”? Por cierto, esta biblioteca también tuvo que cerrar indefinidamente (por un periodo final de 13 meses) para reparar el aire acondicionado.

    Dije “sufrido” pero, a la vez, soy consciente de que soy un privilegiado por poder contar con recursos que otros ni siquiera pueden imaginar. Los que tienen peor suerte que yo lo tienen realmente crudo.

    Como decía Serrat: “con estos conocimientos, ¿qué podía esperarse de nosotros?”

  4. Madrid debería ser la capital de las bibliotecas y un ejemplo para los demás. Probablemente la querella sempiterna por el poder (entre los dos grandes partidos y los dos grandes egos del partido que ahora manda) no ayuda en nada. Pero no cuidar este aspecto como es debido es una mala, una malísima siembra. Esperemos que vengan por fin años de tranquilidad y estabilidad. A veces, me pregunto si no es en parte negativo que los bibliotecarios den la cara por sus bibliotecas hasta el punto de salvar a veces las apariencias; me pregunto si no convendría más bien una huelga general que devuelva a las bibliotecas al centro de la sociedad, donde deben estar, por el bien de todos. Cuanto más inteligente y formada es una sociedad, cuanto más acceso a la cultura y a la libertad de pensamiento, mejor nos va a todos.

    Quizá esto sea grandilocuente, pero lo digo como lo pienso, más aún, como lo creo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s