Cómo dibujar una morsa (serie Ya sé dibujar), por Sébastien Pelon

El ilustrador francés Sébastien Pelon tiene una serie de cuadernos de dibujo fácil en la editorial Combel, para niños de 5 años en adelante, que son resultones. (El proyecto original era de Père Castor, Flammarion.)

El cuaderno se abre hacia arriba; en la página superior, se ve el dibujo completo y las instrucciones para reproducir la figura central, en cuatro pasos; en la página inferior se reproducen los elementos de situación y el espacio de la figura central queda en blanco, para que el niño lo copie. Las páginas son plastificadas y se incluye un rotulador de tinta borrable, por lo que se puede repetir el dibujo una y otra vez, siempre que se borre al acabar. (Si no se borra a tiempo, luego quedan marcas en la página.) La pega principal del concepto es que, para poder incluir el rotulador y el papel-pizarra, solo cuenta con diez dibujos por libro; pero según mi experiencia, los niños disfrutan mucho siguiendo una y otra vez los pasos.

darabuc-sébastien-pelon

  • Sébastien Pelon, Ya sé dibujar: En el país de los esquimales. Combel, Barcelona, 2008. ISBN: 978-84-9825-347-4.
Anuncios

6 Respuestas a “Cómo dibujar una morsa (serie Ya sé dibujar), por Sébastien Pelon

  1. Me encanta esta idea. ¡Gracias, G.!

  2. ¡Pero si dibujar una morsa es lo más fácil del mundo! Primero se dibujan los dientes y después
    el hocico. Y ya está. No hay más. Está tirado.
    Un abrazo,

  3. Hola, Marta:

    Son libros simpáticos, a mi modo de ver. Un abrazo.

    *

    Hola, Vígtor:

    Esta quedó sin hocico (un poco Pelona, en eso, ¿será por el autor?).

    Pienso que no a todos los niños les gusta improvisar. A muchos les pesa la vergüenza, o el miedo a meter la pata y agradecen estos sistemas por pasos. Tienen otra ventaja: no necesitan al adulto (que no siempre puede, o quiere, estar, o que exige detalles de forma o perfección que incomodan al niño). Así que dentro de su simplicidad, son más útiles de lo que parece.

    Un abrazo

  4. La pena de estos libros infantiles es que acaban la mayoria sin rotulador porque siempre existe un adulto dispuesto a robarlo.
    La idea es muy original y los dibujos muy acertados.

  5. Muy bueno tu blog, saludos de Monterrey México.

  6. Hola, Rocío:

    O que se quedan abiertos y se secan. Pero son fáciles de reemplazar por otro rotulador, basta que sea de tipo vileda, y al final el niño/la niña aprende a cerrarlos y ordenarlos. Lo de reeducar al adulto manoslargas… ya lo veo más difícil. 😛

    *

    Saludos a Monterrey, Pablo. Le tengo afecto a esa tierra por una amiga.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s