The Wolves of Willoughby Chase y Black Hearts in Battersea, de Joan Aiken

darabuc-aiken-wolvesThe Wolves of Willoughby Chase (1962), de Joan Aiken, es la novela de éxito que permitió a su autora independizarse y comenzar a vivir de la escritura. Es un melodrama de aventuras, con una institutriz perversa, una dulce abuela muy enferma, nobles nobilísimos y un huérfano criado en el bosque; los personajes principales son dos niñas que al convivir aprenderán a compensar sus caracteres (delicada, blanda y llorosa la una, dura y chicotona la otra). A diferencia de otros melodramas de los que he hablado aquí, como los de Pullman (1, 2, 3, 4), es más infantil que juvenil y apenas incluye carga ideológica (todas las novelas son ideológicas, según se mire; quiero decir que no pretende convencernos de la bondad o maldad de nada). Aiken lo ambienta en una Inglaterra ficticia en la que la Revolución Gloriosa no habría triunfado, los partidarios de la casa real de Hanóver irán tramando varios golpes y conjuras, y el país está invadido por los lobos.

darabuc-aiken-black-heartsLa historia continúa en Black Hearts in Battersee, a partir de Simon, un personaje importante, pero aun así relativamente secundario de la primera parte. Los recursos del melodrama se acentúan más si cabe (incluida una historia de changelings o niños cambiados en la cuna), así como la ambientación en un Londres dickensiano y la reconstrucción del lenguaje cockney y otras variantes; también es un texto algo más satírico, como no es infrecuente que ocurra en las segundas partes. Una chiquilla londinense que en este libro se supone que muere, Dido Twite, «renace» (por petición popular, como Sherlock Holmes) y vivirá nuevas aventuras en otros volúmenes.

La serie consta en total de doce libros escritos entre 1955 y 2004 (año de la muerte de la autora; alguno se ha publicado póstumamente), y no se ha traducido, al menos en España. Supongo que el inglés no resulta particularmente accesible (por los arcaísmos y dialectalismos de la ambientación), pero el carácter melodramático y exagerado suele ser una buena compañía para superar esas dificultades: no porque a uno se le escape una palabra va a dejar que a los protagonistas los devoren los lobos…

En España, los libros de Aiken se editaron sobre todo en los años ochenta. A mí me gusta especialmente Mendelson y las ratas, una serie de cuentecillos bienhumorados de la que hablaré en otra ocasión; también se publicaron por ejemplo El gato Mog, El cuervo de Arabel o los primeros libros de los viajes de Félix (Vete a ensillar el mar, Ponle bridas al viento).

  • Joan Aiken, Omnibus: The Wolves of Willoughby Chase, Black Hearts in Battersea, Night Birds on Nantucket. Leopard, Londres, 1995. ISBN 075290132X.
  • Traducción española en 2010: Joan Aiken, Los lobos de Willoughby Chase. Salamandra, Barcelona, 2010. Trad. de Elena de Grau. ISBN 978-84-9838-296-9.
  • Reseña de 50 aniversario en School Library Journal.

6 Respuestas a “The Wolves of Willoughby Chase y Black Hearts in Battersea, de Joan Aiken

  1. Pingback: Night birds on Nantucket, de Joan Aiken « Darabuc · literatura infantil e ilustración

  2. He leído el primero de los libros, y pienso se ajusta perfectamente a tus comentarios. Me gusta la tensión que introduce la idea de los lobos (¡hay momentos en los que me han venido a la mente los espectros de Cittàgaze de Pullman!). En general esta primera entrega me ha parecido mucho más convencional de lo que esperaba, con momentos especialmente blanditos en lo referente a Aunt Jane. Pero estoy deseando leer la tercera novela, que por tus comentarios es la que más promete.

    ¡Saludos!

  3. Hola, Iban:

    Te agradezco el comentario. La red abre puertas que no dejan de sorprenderme, pero quizá la mejor es la posibilidad de recibir matices y puntos de vista adicionales incluso en elecciones raras, como la de esta nota.

    Tu entusiasmo y el vínculo con Gorey me dieron que pensar, por si transmitía quizá una imagen demasiado fresca. Yo creo que sí son libros convencionales. Un Lemony Snicket le habría sacado mucho más partido, digamos, paraliterario o irónico. Pero tampoco imagino que hace 5o años eso hubiera dado para vivir y sin embargo esta fue una novela de gran éxito. Aun así, sin abandonar el molde, van tendiendo al disparate y al humor. Quizá lo que más me llama la atención, según he ido pensando después, sea que son novelas-potaje, donde parece que la autora se sentía capaz de echar casi de todo (mientras le permitiera hacer sufrir/gimotear a los personajes). No le conozco paralelo en la literatura infantil en español, pero no diría que sea innovador o que deje de ir por caminos convencionales.

    ¡Saludos!

  4. Salamandra ha publicado una traducción de este libro, a cargo de Elena de Grau, según leo en Bienvenidos a la fiesta.

  5. Los lobos de Willoughby Chase, en La casa de Tomasa.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s