Sierra i Fabra en la radio

Esta tarde ha entrado Sierra i Fabra en casa por la radio, y era un gusto escuchar la pasión con la que hablaba de todo, tantos años en el ajo y aún batallando por llenar el hueco de palabras y la vida de compromiso diario.

4 Respuestas a “Sierra i Fabra en la radio

  1. Totalmente de acuerdo. Jordi Sierra estuvo en octubre en las V Jornadas de Bibliotecas escolares de Extremadura y logró emocionarnos y apasionarnos con sus palabras, además de provocarnos unas cuantas risas. Escribir, escuchar música y viajar, son sus pasiones… y sin duda, vivir.
    Ana

  2. Es un gran comunicador, capaz de contagiar la ilusión que lo mueve.

  3. A mi no me convencen sus libros, me saben a impostura, a oportunismo y aunque lo he visto en charlas no me ha llegado. Aunque hace años que no leo ninguno suyo porque durante la época de la transversalidad y los valores todos me sabían a lo mismo.
    Decidme si me estoy perdiendo algo por no leerlo…

  4. Hola, Clara:

    Yo creo que Sierra i Fabra utiliza un estilo muy característico y en su mayoría reconocible; tengo la impresión de que distinguiría un libro suyo sin ver la cubierta, por la separación de párrafos con líneas sueltas de repetición e intensificación, la mezcla de registros lingüísticos, la irrupción de lirismos repentinos y algún otro rasgo, incluido el menos palpable de la creación de situaciones (de puntos de partida del libro, las imágenes en las que los basa). O sea que habiéndolo probado, en buena medida sabes lo que es y si te gusta o no. Con mi pereza para los premios no he leído Kafka o la muñeca viajera, que algunos han señalado como su mejor obra. Pero leí una justo posterior y me pareció el Sierra i Fabra que conocía, con lo bueno y lo malo, quizá especialmente feliz consigo mismo y sus maneras. La presentación de Luis Daniel González me parece certera al respecto.

    Sobre la impostura (entiendo que me hablas de los personajes, no del autor), diría dos cosas más una: a mí no siempre me convencen, a muchísimos lectores les parecen apasionantes, toda la literatura no es probablemente sino un juego de imposturas a ver cuál cuela (y cuál le cuela a quién). ¿Tu querido Millás juega a otra cosa o solo juega de otra manera? (No es que yo lo sepa, aunque me divierta plantearlo así.)

    Sobre el oportunismo, es un vicio de la lij y más aún de los premios de la lij (que Sierra i Fabra colecciona) y la mediación escolar. El año de la anorexia, el año del acoso, el año de… El mercado lo demanda y hay autores que lo dan. Pero a la vez, sobrevivir en esa selva no es tan fácil; y con su poligrafía, debe haber escrito de casi todo lo imaginable. Una de las razones por las que me cuesta hablar de él es porque mi vida no bastaría a leer lo que escribe…

    La percepción de las charlas debe ser lo más subjetivo del asunto. A mí me transmite que cree en lo que hace, y con sus fundaciones y su premio propio hace un trabajo que (como todo en la vida) tendrá luces y sombras, pero a mí me convence y me creo que puede ser un motor genuino de su (hiper)actividad. Pero si a uno no le llega o no le contagia su entusiasmo, pues no veo qué se puede decir, es lo que hay y está bien que sea así.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s