Un gran sueño, de Felipe Ugalde

darabuc-felipe-ugalde-un-gran-sueno-cubiertaUn gran sueño, de Felipe Ugalde (premio Compostela 2009) es un relato inquietante, de desarrollo lineal y concepto muy sencillo, sobre la ambición y el deseo de hacer algo grande y dejar huella en la historia.

El álbum se abre con el nacimiento de un cocodrilo (que asoma la cabeza por un huevo quebrado) y el vuelo de una mosca: «Era un pequeño…»; en la segunda página, el cocodrilo se come a la mosca: «… con grandes sueños, …». A partir de aquí, comerá y crecerá cada vez más: peces chicos, peces grandes, a otro cocodrilo, árboles enteros, un catálogo imposible de cosas de toda índole (que será página favorita de muchos niños, por la propuesta lúdica de reconocimiento, y quizá punto de partida de otros cuentos) y todo el planeta, todo nuestro mundo. Luego da el salto al universo y continúa el proceso hasta que topa con la horma de su zapato al intentar devorar un sol descomunal. No desvelaré el final del todo, aunque advierto que a la hora de mediar con los niños, conviene que sepan primero lo que es una constelación (y preferiblemente, si se les ha de explicar, que sea unos días antes, para que no prevean de más).

La historia se mueve en los terrenos del mito, por lo que tiene de fundacional y de explicación mágica de las cosas que nos rodean, pero también por sus referencias. Hay algo de Eróstrato en este cocodrilo que prefiere vivir para siempre en la fama (buena o mala), antes que hacerlo en la escala de los seres vivos corrientes. Hay algo de Ícaro en su final, por querer igualarse al sol y preferir la muerte a la renuncia. Y recuperando la primera frase de esta nota, hay algo de inquietante en el relato, porque admiramos la belleza de las constelaciones y en general comprendemos la aspiración del gran sueño, pero el protagonista es destructor e incluso caníbal. Esta mezcla de admiración y horror puede parecer indeseable, según se mire, pero todos vivimos así la realidad y los niños, con más franqueza aún: no olvidemos, por ejemplo, que el nacimiento de un hermano les suele producir alegría y pesar, no solo alegría. Si alguien entiende que la LIJ solo debe presentar la cara bonita de nuestros deseos, este álbum le parecerá inadecuado. A mí me parece que da materia para conversar y que eso es positivo.

darabuc-felipe-ugalde-un-gran-sueno-constelacion

Felipe Ugalde, el autor, y Paz Castro, de Kalandraka, en un taller con alumnos de Arte del IES do Sar. En el juego de las diferencias, ¿qué distingue la lámina que sostiene Paz de la página que abre Felipe?

El álbum se acompaña de dos detalles simpáticos para los pequeños: una cubierta con elementos fosforescentes y una hojita anexa con círculos y estrellas asimismo reflectantes.

  • Felipe Ugalde, Un gran sueño. Premio Compostela 2009. Kalandraka, Sevilla, 2009, ISBN 978-84-92608-14-0.

5 Respuestas a “Un gran sueño, de Felipe Ugalde

  1. Interesante reseña, Gonzalo. Apostamos por Un gran sueño como vehículo para transmitir emociones y conocimiento a los más pequeños y para contagiar a los adultos en ese proceso.
    …Entre lo que más sorprendió a los alumnos de Arte del IES de Sar está lo que hemos dado en llamar el “proceso dialéctico” entre autores/ilustradores/editores para la creación del libro. En esa otra imagen a la que me refiero se refleja perfectamente el juego de las “diferencias”.

  2. Hola, Paz:

    Tener un espacio como este es ir de duda en duda. Pero supongo que si tiene alguna gracia no será por reproducir comunicados (aunque eso tiene su utilidad), sino por decir lo que uno ve, aunque se equivoque (y en cierto sentido, para equivocarse y aprender de los errores).

    Lo del «proceso dialéctico» me parece una forma acertada de afrontar la realización de un libro. Yo reconozco que la primera vez que me cayó encima la antítesis de una editora sentí una herida profunda en mi orgullo de autor y estuve a punto de replicar que a mí nadie me tocaba la tesis. Por fortuna no dejé salir esa parte menos mejor de mí (¿de nuevo, luces y sombras?) y, pasado el tiempo, no me cabe duda de que la síntesis fue más fructífera de lo que habría sido mi propuesta por sí sola.

    Lo que por cierto, para los tiempos que vienen, queda como incógnita en la autoedición y la edición electrónica independiente: vale la pena someter los manuscritos a una voz crítica seria, y ninguna es más seria, en cierta medida, que la que se juega las perras en el proyecto. Lo que no le da la razón, ni hay que someterse porque sí al criterio ajeno (menos aún, al filtro políticamente correcto que a veces impera, o a la moda impuesta como tiranía), pero en ese tira y afloja es fácil salir ganando.

  3. Muy interesante, ¡lo buscaré!

  4. Gonzalo:

    Dos letras rápidas para darte las gracias por traer el libro a la clase. ¡Hasta el próximo martes!

  5. Gracias, María José, Antonio.

    *

    Se ha convocado la tercera edición, con plazo de presentación hasta el 26 de febrero de 2010.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s