Yo vivía en el fin del mundo, de Ramón Trigo

darabuc-ramon-trigo-yo-viviaYo vivía en el fin del mundo, de Ramón Trigo (premio Biblioteca Insular de 2007), es un álbum sobre la curiosidad como motor de nuestras acciones.

Ambientado en un tiempo medieval simbólico, de gran simplicidad, el protagonista cuenta, en poquísimas palabras, que «yo vivía en el fin del mundo. En un lugar donde siempre sopla el viento. Mi mayor sueño era descubrir qué había más allá del horizonte. Todos me decían: —No hay nada más allá del mar. Solo una inmensa negrura». Pero el hombre del faro, por el contrario, habla de otro mar y de los paraísos que se hallan al otro lado del océano, y poco a poco, la sed se va haciendo más intensa y el protagonista se hará a la mar.

darabuc-ramon-trigo-yo-vivia-mundoLa ilustración trabaja con colores intensos, contrastes fuertes del azul (más o menos alterado) del mar y el naranja de la tierra, y algunos collages de imágenes antiguas (personajes religiosos, embarcaciones, el pueblo). El protagonista y el farero, los únicos dos personajes identificados, aparte de los monstruos, se dibujan con líneas modernas.

En conjunto, el álbum es de gran economía —y creo que de gran eficacia—, y abundan las páginas donde los elementos se pueden contar con los dedos de una mano; aunque no es en absoluto un álbum vacío, porque el pincel refleja con fuerza la intensidad del anhelo y de los miedos.

  • Ramón Trigo, Yo vivía en el fin del mundo. Edelvives, Zaragoza, 2007. ISBN: 978-84-263-6491-3.
  • Ficha en el S.O.L., de donde tomo las imágenes.
Anuncios

5 Respuestas a “Yo vivía en el fin del mundo, de Ramón Trigo

  1. Preciosas ilustraciones. ¡Enhorabuena! Ramón es fantástico. Lo digo porque vive aquí al lado y puede que me lo encuentre por la calle hoy. Un abrazo,

  2. El chiste es inevitable a estas horas de viernes en las que la neurona ya no tiene gas: saluda a Trigo de mi parte, suerte con el proyecto de Bimbo y que sepas que tu próxima ilustradora se llamará Magdalena. 😉

    Un abrazo (y que S. me perdone)

  3. Lo haré de tu parte. Un pub que hay al lado de mi casa -se llama La Rosa Negra- tiene unos enormes lienzos de Ramón Trigo (supongo que de su juventud) de boxeadores noqueados. Son fantásticos. Me encantan. Siempre me dan ganas de llevarme uno para casa. ¿Magdalena? No entiendo qué quieres decir, Gonzalo. Claro que eso es lo bonito de la vida: no entender. Tampoco sé quién es “S”.
    Un abrazo,

  4. (Ya que me abres la puerta a no explicar un chiste que para colmo era malo, lo dejaré en lo bonito de no entender.)

  5. Vale. Ya lo he cogido. Un saludo,

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s