Ilustrar un coche con cuerpos o manos

El teatro puede aspirar a varias funciones, además de a contar una historia: a ser simbólico, y hablar de lo que no vemos, pero entendemos; a ser musical, y no hablar de nada más que de lo que sugiere; y también, en ocasiones, a ser icónico, a dibujar objetos y movimientos con medios inesperados. El grupo de danza Pilobolus se hizo especialmente famoso con su intervención en los Óscar y desde entonces ha trabajado mucho en publicidad de grandes clientes. En YouTube se pueden ver sombras para Volkswagen o este anuncio para Hyundai, que termina formando todo un coche:

Son formatos de gran complejidad que pueden encontrar ahí mismo su principal problema: en la tendencia al barroquismo, a rizar el rizo por un simple «más difícil todavía». Algo similar ocurre con el teatro de marionetas, que, en ocasiones, cumple con la maravilla técnica hasta el punto de asombrarnos, pero descuida el argumento. Por eso creo interesante esta otra apuesta, sin duda relacionada con la fama reciente de Pilobolus, pero que extrema la solución contraria: la simplicidad, y crea un coche con solo dos manos. Es el anuncio de la feria del automóvil de Fráncfort 2009.

darabuc-iaa_2009_d

2 Respuestas a “Ilustrar un coche con cuerpos o manos

  1. Bonito cartel y buena reflexión. A los publicitarios y diseñadores nos encantan estas soluciones “sencillas” que suelen ser las más difíciles. Me recuerda aquel cuento del rey chino que encargó a un pintor un dibujo de un pez. El pintor necesitó 2o años y 70 ayudantes, pero un día llegó ante el rey y él solo, con un único trazo del pincel, en un instante, pintó el pez más hermoso que se había visto jamás.
    Un abrazo,

  2. La verdad es que a mí, el cartel me admira, y paso una y otra vez de ver las manos a ver el coche. Tiene algo de las figuritas de dedo de Obratzsov o del senyor Cordills, títeres de mínimos perfectamente capaces de contar una historia. ¿La simplicidad es más difícil que el barroquismo? A mí me gusta Góngora, pero también estas formas tan depuradas.

    Por cierto que ese cuento que mencionas no me parece nada imposible. Me hace pensar en las palomas de Picasso, que sin ser de un solo trazo se han convertido en referente compartido y reconocido por mucha gente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s