Filetes de lenguado, de Gerald Durrell

darabuc-gerald-durrell-fillets-of-plaiceFiletes de lenguado (1971) es una recopilación de cuentos literario-biográficos de Gerald Durrell, con los rasgos característicos del autor: descripción humorística de su familia y conocidos, momentos intercalados de tensión, amor constante por los animales. Abarca varias épocas de su vida, de Corfú (cuando era niño) a Londres (cuando trabajó en un acuario, con dieciséis o diecisiete años) o la «recogida de animales» (caza de animales vivos para los zoos) en el Camerún colonial; sigue el relato de una estancia demencial en un sanatorio y el recuerdo de Úrsula, una novia de juventud. A mi juicio, los dos primeros relatos son memorables, pero más adelante, el libro pierde fuelle.

Quizá en este libro destaca lo que el propio Durrell denomina «educación liberal y un tanto excéntrica», que permite ver frases y comentarios sin duda inusuales en nuestra literatura infantil y juvenil. Al principio destacan las provocaciones/procacidades de Larry, entre el chiste machista y la obsesión sexual, que despiertan la respuesta automática de la madre: «¡No digas esas cosas delante de Gerry!». Más adelante, el Gerald narrador dirá de un personaje: «Resultaba evidente … que lo que quería era seguir hablando conmigo … Mi educación liberal y un tanto excéntrica me había permitido llegar a reconocer sin ningún género de duda los ardides y las artes de un pederasta. Sabía, por ejemplo, que incluso los caballeros de porte militar con monóculo podían tener tales inclinaciones». La figura del Gerald narrador es como una anguila a la que no se atrapa: el coronel Anstruther resultará ser un viejo cariñoso y excéntrico, amigo solo de los juegos de guerra contra el «huno miserable» (pero no de otros juegos más graves). Sin embargo, dicho queda, y en la sombra del relato se perfilan los casos que conoció hasta llegar a ese juicio previo. En cuentos posteriores, las alusiones sexuales se mantienen, pero el narrador ya es adulto y trata solo con adultos.

Esa omnipresencia del mundo adulto, unido a que el humor y la sátira de los cuentos se centran mucho en un concepto de adulto como es el de la incompetencia (médica o burocrática), me hacen pensar que se trata, en buena medida, de un libro para lectores de cierta edad, más que para jóvenes (aunque luego cada lector sea un mundo); al menos, a partir del tercer relato. Por otra parte, he leído la obra en una traducción que apenas adapta los chistes, solo los anota al pie, con lo que las locas conversaciones de Úrsula, por ejemplo, pierden mucha gracia.

  • Gerald Durrell, Filetes de lenguado (Fillets of plaice, 1971). Traducción de Marta Sánchez Martín, Bruguera, 1980, reeditada en Alianza, 1994, 2009 (ISBN 13: 978-84-206-5821-6).
  • Notas sobre Gerald Durrell en este blog
Anuncios

4 Respuestas a “Filetes de lenguado, de Gerald Durrell

  1. A Darabuc: Hace tiempo que vengo pispeando vuestro Blog, la verdad que es completísimo!!!, los felicito. yo amo tb la LIJ y por eso cree un Blog que encaja con la temática de Darabuc.
    Hoy publiqué un post sobre un libro que promocionaron ustedes hace poco en el Blog.
    Les dejo un cordial saludo y si quieren pueden poner un enlace de mi Blog en la extensa y completa lista de sus enlaces.Yo haré lo mismo con vuestro Blog.
    Saludos desde Bs.As.

    http://www.milibroteka.blogspot.com

    • Hola, Daniela:

      Primero, disculpa que tu comentario haya tardado un poco en aparecer. Cuando se incluyen enlaces, a veces el sistema interpreta que se trata de spam, hasta que yo lo reviso.

      Voy a leer tu propuesta con ganas. Un saludo cordial

  2. Como tantos de mi generación yo también me tragué a los 18 el infumable “Cuarteto de Alejandría” y otras cosas parecidas. He de decir en mi defensa que nunca me gustó, ni siquiera entonces, y que hoy casi siento como una victoria personal que no solo yo, sino tantos amigos míos, acabaran por descubrir al fin que “el bueno” no era Lawrence, sino Gerald, como yo pensaba. Me encantan hasta sus peores libros (y tiene muchos malos).
    Lo compraré. Gracias por la nota y un abrazo,

  3. Yo creo que llegué algo más tarde y a Lawrence solo lo compré, con su cajita naranja. No recuerdo ni siquiera por qué lo dejé. Pero los lomos de “Gerry” los tengo todos gastados y en cualquier lengua en la que pueda entenderlos. Ahora, este me pareció un libro muy desigual. No sé si lo he reflejado bien, así que retocaré el comentario.

    Un abrazo

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s