Ilustración para niños y adultos y grupos de edad: una reflexión de Pablo Bernasconi

Con motivo de la publicación de Retratos, el diario Clarín entrevistó a Pablo Bernasconi. En esa entrevista, de tono más oral que escrito, el autor reflexiona, por ejemplo, sobre la diferencia entre ilustrar para niños y adultos y la importancia que otorga a las indicaciones de edad, y da algunas indicaciones sobre sus métodos de trabajo.

«¿Existe una diferencia en la relación que entablan los niños y los adultos con los dibujos en general?

Las editoriales en general tratan de ubicar los libros infantiles en rangos de edad: entre 5 y 8 años, entre 10 y 12 años. Para mí es una cosa muy arbitraria esa relación de las edades con las imágenes, con lo que uno trata de hacer en la literatura o en el campo de las artes visuales. Sí hay una diferencia en este libro con respecto a ciertos códigos que manejo, sobre todo en torno a la selección de objetos y personajes que no entrarían en un libro para el público infantil: entre los retratados esta Hugh Hefner, el dueño de Playboy, de una manera bastante sarcástica [n de la red.: su cara es la cola de una conejita]. Hay algunos elementos que no son compartibles con el público infantil, pero yo no los separo conscientemente, nunca puse una barrera estricta para pararme de un lado o del otro.

¿Cómo es un original de tus obras?

Nunca están reunidos en un mismo lugar. Mis originales finales son digitales porque trabajo con objetos ensamblados, a eso le añado fotografías, texturas y por una cuestión de escala, no puedo trabajar un original final: pongo la cola de un avión del tamaño de un chupete y por eso, y para eso, es que utilizo el collage. De manera que mis originales son un desparramo de cosas que luego ensamblo en conjunto scanneándolas o fotografiándolas. Por eso el libro se presentará con una muestra en una galería con todas las copias originales en tamaño grande. El formato da para un poco más grande, pero en el libro, por una cuestión de costo, no pudimos hacerlo. Los cuadros de la muestra van a tener 60 centímetros de alto y ahí se empiezan a encontrar más pistas que en el libro son difíciles de leer. Ahí sí vamos a ver copias originales.

¿Cómo media la tecnología en la factura de la obra?

No trabajo sólo con la computadora y saco un retrato, sino que trabajo mucho con fotografías y con mucho scanneo, mucha búsqueda de porquerías. La fotografía, la compu, es una herramienta más, equipara y es igual de relevante que el lápiz o el pincel. Lo que no podés generar con la tecnología, en absoluto, es el costado conceptual de estas cosas. Diría que el 80 por ciento del tiempo que destino a cada retrato está en un papel y con un lápiz, son bocetos. El resto es la confección plástica del retrato, la confección estética. Pero ese 80 por ciento no tiene nada que ver con la tecnología.»

darabuc-pablo-bernasconi-retratos-cubierta

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s