Estanterías en venta, desde el punto de vista de un editor

Todos los profesionales del mundo del libro nos hemos acostumbrado a que las grandes cadenas pongan a la venta el derecho temporal de exposición de nuestros productos en escaparates, góndolas, flyer, o en determinadas secciones como la de «destacados», «los más vendidos», «recomendados», etc… También viene siendo habitual que incluso librerías de un tamaño menor están comenzando a pedir dinero a los editores por cualquier motivo, cosas tan peregrinas como «apadrina tu estantería».

Parece que los editores en vez de publicar libros nos vamos a tener que dedicar a comprar los muebles de los libreros. Pero hace unos días nos ha sorprendido la iniciativa de una conocida cadena de librerías, de rancia solera, que ha pasado a vender las estanterías de novedades en las plantas de entrada. […] ¿Se ha tenido en cuenta el alejamiento del cliente que no busca el efecto masa? ¿Se ha valorado el impacto negativo en los clientes que quieren ofertas diferenciadas de producto? Estas mañas de ferreteros norteamericanos producen un efecto en las librerías que en marketing se denomina «desposicionarse», y en estrategia, y sentido común, sencillamente, «equivocarse». Best sellers, sólo best sellers, y además pagando, el editor, por supuesto, porque el distribuidor no cede ni el papel en el que se imprime la propuesta. […]

Extracto de esta nota de Paradigma Libro. Quizá no es lo más habitual: los autores somos llorones por excelencia, las librerías tienen sus dificultades y a veces las exponen en sus blogs, pero la voz de los editores llega poco. No doy razones ni quito, solo recojo puntos de vista; sí diría que la queja tiende a confirmarme las ventajas que ya conozco de las librerías con criterio, es decir, con librera o librero capaz de elegir y orientar a les lectores.

4 Respuestas a “Estanterías en venta, desde el punto de vista de un editor

  1. Esto es lo último, dentro de poco los editores tendrán que pedir permiso para poner los libros en las librerias. Es verdad que los editores venden por librerias, pero las librerias venden gracias a los libros de las editoriales, y creo que hay un lado que se está aprovechando mucho del otro.

    Y hablo desde un cierto conocimiento ya que he trabajado en los dos lados.

  2. Sí, a mí me parece una quiebra de la relación básica. Un sistema de hipermercados, donde todo el espacio se vende al mejor postor y no existe el criterio sino el dinero, me parece un mal camino. Camino del “o me pagas, o no existes”… No, eso dará dinero, pero es malo para los autores y malo para los lectores, y malo para muchos editores, además de un principio viciado.

  3. Tres puntos cardinales equilibran el juego del mercado editorial, para que siga siendo editorial y no solo mercado: lectores con criterio, libreros con oficio y editores sin artificio.

  4. Saltalarrana, estaba pensando qué raro aire de verdad tiene tu comentario, y me pregunto si no será que, como quien no quiere la cosa, nos lo has (o habéis) contado en verso: 11, 11, 11, 7, 7, 7 y 9…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s