Viernes o la vida salvaje, de Michel Tournier

He disfrutado mucho de Viernes o la vida salvaje (Vendredi ou la vie sauvage, 1971), novela que Michel Tournier adaptó para jóvenes a partir de su anterior Viernes o los limbos del Pacífico.

Viernes es una reescritura del Robinson Crusoe de Defoe, cuyo cambio de perspectiva queda claro en el mismo título: aunque el protagonista sigue siendo Robinsón (que empieza y termina la acción en solitario), ahora Viernes supondrá lo principal de la aventura. Pero no es un maquillaje políticamente correcto, como cuando se deja de matar al lobo de Caperucita: a mi entender, la niña y el lobo van unidos y en ese cuento la niña ha de ser pequeña e indefensa y el lobo, un animal carnívoro y dañino; y si el cuento no gusta, que no se cuente, pero lo peor es contarlo a medias. Tournier emprende una reescritura en toda regla; si se quiere, una reconcepción, más propia de nuestro tiempo.

Lo que más me interesa del libro no es la ideología (con la que concuerdo bastante, pero eso poco importa), sino la calidad literaria: el manejo de la trama y la distribución de las acciones (con dominio de los paralelismos) y la fuerza de los símbolos: la nave encallada en la montaña, los baños de barro y el hombre-pecarí, la cueva blanca y el seno materno, la explosión y destrucción del mundo paracivilizado de la isla, el poderoso «amor» de Viernes por la cabra Anda y la lucha con el macho cabrío Andoar, el vuelo y el canto de Andoar una vez muerto, la fatal atracción del mundo aéreo (en la huida final de Viernes, que se anticipa mortal), la adopción de Domingo como hermano, los juegos de roles con los maniquíes y los disfraces, los cactos engalanados… Es un libro con vuelo propiamente literario, que va mucho más allá del entretenimiento y mueve a la reflexión y la inquietud.

darabuc-juan-ramon-alonso-michel-tournier-andoar-viernes-o-la-vida-salvaje

Andoar, el gran macho cabrío con el que lucha Viernes, visto por Juan Ramón Alonso. En la interpretación visual del texto abundan las imágenes con formato de retrato.

[Robinson] comprendió entonces que nunca abandonaría la isla. Ese Whitebird con sus hombres era el mensajero de una civilización a la que no quería volver. Se sentía joven, guapo y fuerte, siempre y cuando Viernes pudiera quedarse en Esperanza con él. Si se marchaba con los marinos sería un hombre viejo y canoso, de porte digno, pero tan bruto y malo como ellos. No, seguiría fiel a la vida nueva que Viernes le había enseñado.

  • Viernes o la vida salvaje, traducción de Mercedes Pastor, ilustraciones de Juan Ramón Alonso, Noguer (Cuatro vientos, 32), 1982.

11 Respuestas a “Viernes o la vida salvaje, de Michel Tournier

  1. ¡Hola! ¿Cómo estás? Me llamo Tatiana, y aporto (o aportaba, ando falta de tiempo) en el blog Compartiendo Lecturas con los Chicos. Navegando de una página a la otra me di cuenta que no solo nos conocemos porque comentaste algunos de los libros que yo recomendé, sino que también nos cruzamos el pasado diciembre. Fui mención de honor en un concurso de literatura fantástica donde también vos fuiste premiado. Que casualidad que tres premiados de ese concurso (vos, el ganador y yo) pasamos en algún momento por Compartiendo Lecturas. Que increibles que son las coincidencias de la vida. Saludos. Tatiana.

  2. Hola, Tatiana. Sí que nos hemos cruzado en Compartiendo. Aparte, debe de haber alguna confusión, porque la verdad es que no sé de qué premio me hablas. Pero te felicito por tu parte. Un abrazo

  3. Perdona! Había visto en la lista de finalistas y estaba segura de haber visto tu apodo… Que despistada, lo daba por seguro!😛

  4. No hay nada que perdonar… más bien siento ganas de consultar esa lista, ¡no vaya a ser que tengas razón!🙂

  5. Hola Gonzalo

    Una de mis primeras lecturas de adolescente fue Robinson Crusoe de Defoe y recuerdo muy bien cómo este personaje de Viernes se me quedaba pequeño, poco desarrollado, quería saber más de él. Ahora al leer tu comentario lo he recordado. Por eso tomo nota del libro y lo voy a buscar para leerlo. También es un buen momento para releer a Defoe.

    Si se confirma tu premio, haznolo saber. Siempre nos alegramos de las buenas noticias de los amigos.

    Un abrazo.

  6. Agradezco los buenos deseos, pero aclaro lo del premio: no hay tal. Respondí medio en broma, pero no hay tal, no he escrito hasta ahora nada de literatura fantástica.

    En cuanto a este, prueba también, si te apetece, el de Viernes o los limbos del Pacífico. Yo reconozco que me cansó y lo pennac-devolví a su estante. Pero es uno de los libros más famosos de Tournier. Desde luego, para leer junto con y “junto contra” el de Defoe.

    Un abrazo

  7. Busco un libro escrito por un francés que también trata sobre este tema de un aborigen al que el naúfrago “civilizado” nombra viernes porque lo encuentra un viernes, y bueno, la trama es alrededor de esa relación. Sobre este libro del que consulto se hizo un película hace algún tiempo. ¿Tiene alguna idea?

  8. Hola, María:

    Tournier es francés y tanto esta versión juvenil como la anterior Viernes o los limbos del Pacífico cuadran con lo que dices. Quizá existan otros, pero no los conozco.

    De cine no sé mucho. He encontrado que en 1975 se rodó “Man Friday” (“Yo, Viernes”) con Peter O’Toole como Crusoe y al parecer es una versión crítica, que se basaba en una obra teatral de Adrian Mitchell pero no sé si podría haber tenido en cuenta la obra de Tournier.

  9. Pingback: 19 de diciembre « ¿Qué escritor nació el…?

  10. Pingback: Si Lees Se Nota - El otro lado de Robinson

  11. Pingback: Michel Tournier muere a los 91 años > Poemas del Alma

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s