H de HECHIZO, de Marisa López Soria

.

Huevas de mújol y habicas.
Y de ensalmos y hechiceros
en Murcia tenemos mil.
Eso que la Inquisición
la gracia no les veía.
Los asaban como a pollos
o a chinazos los molían.

Soy bruja birlibirloque,
malabar. ¿Conoces el mal de ojo?
Ve con tiento, ¡o todo te irá fatal!

.

Marisa López Soria, Región de Murcia de la A a la Z, ilustrado por Luisa Vera, Everest, 2008. Título extraño, desde luego, para un libro de poemas; ocurre que forma parte de una serie De la A a la Z de Everest. (Serie que he de reconocer, para ser sincero, que de antemano me daba mucho respeto, por la mezcla de imposiciones muy fuertes a la creatividad: el tema local, la serie alfabética y el hecho adicional de corresponder a encargos. Sea como fuere, todos leemos desde un punto de vista concreto y me parece sano ir dando detalles al respecto, en lugar de fingir una objetividad cuasidivina.)

En este caso (no he leído los libros de las otras autonomías) López Soria solventa esas dificultades con su gracia particular para la construcción de poemas de raro equilibrio, en los que hay armazón sin que se vea (y sobre todo, sin que disuene ni atornille de más) y en los que caben todos los temas del mundo (e incluso enlaces de la web), como si el viento de la palabra fuera cargado de semillas que caen aquí o allá, sin que nunca puedas predecir el qué y el dónde.

López Soria tiene, en muchos de sus libros, un estilo de fusión que me parece inhabitual: en su prosa es fácil hallar versos y en sus versos es fácil hallar de pronto los ritmos de la prosa (o versos indefinibles, que escapan al análisis métrico tradicional, como los “endecasílabos” finales de este poema, con acentos en 3.ª, 5.ª y 8.ª, que habrían dado un soponcio a Garcilaso; ¿o son 4+8 con cesura?). A mí me suena refrescante.

.

darabuc-luisa-vera-marisa-lopez-soria-region-de-murcia-w350

Ilustración de Luisa Vera para la vega alta del río Segura (el poema «B de Blanca»).

9 Respuestas a “H de HECHIZO, de Marisa López Soria

  1. Hola🙂

    Tienes un cariñito en mi blog.
    Un besito

  2. Gracias, Meninheira.

  3. A mí, en cambio, los dos endecasílabos me parecen un traspiés que hace perder el ritmo; es como si estuviéramos bailando un pasodoble y de repente cambiase a un vals. Y como los osctosílabos no comparten estrustura rítmica con los endecasílabos, se nota mucho.
    Y además, la rima interna (malabar – mal – fatal)ayuda al despiste.
    Lo siento, hoy estoy un poco quisquilloso con esto de la poesía.

  4. En la valoración digamos subjetiva (traspiés o no), no tengo nada que decir: es personal, luego respetable.

    En la valoración técnica disiento más, porque no los veo endecasílabos tradicionales (donde pesa el 11-7 en contra del 11-8), sino disonantes por el acento en 5ª y 8ª; esa 8ª cuadra con el endecasílabo [corrijo mi lapsus: con el octosílabo], y también la estructura alternativa del 4+8.

    Ahora, la métrica no explica; analiza y el resto lo pone cada cual. A mí me gusta, por decirlo de otro modo quizá más justo, que no deja indiferente; aunque quizá no complazca.

    Y me voy que llego tardeeeeee…

  5. He corregido un error que hacía el pasaje un poco incomprensible. ¿Las prisas?

    Por si acaso, aclaro que agradezco la discrepancia, poco habitual, y más la razonada. En poesía (y en el arte en general) hay pocas cosas claras y la discrepancia ayuda a ver mejor (o a que cada cual entienda mejor sus gustos, al menos).

    Un abrazo

  6. Con cesura o sin ella, el problema no son los endecasílabos en sí, sino su combinación con los octosílabos. Tienen ritmos diferentes y me dificultan la lectura del poema. Para que el resultado fuese (a mi juicio, siempre a mi juicio) más redondo, debía haber alguna separación (prosódica, espacial…) entre unos y otros, un breve descansillo para orientar al lector.
    Así, según está, yo quito “malabar y “ve con tiento” y me suena estupendamente.

    Espero que entiendas esto como un simple comentario sin más ánimo que hablar sobre la poesía y sus escurridizos entresijos.
    Y si la autora anda por esta página, por favor, no pienses que cuestiono tus dotes poéticas, en ningún momento, sólo reflexiono sobre la opción elegida en estos versos.

  7. Yo no creo en el genio, sino en el trabajo; en la apariencia de naturalidad y existencia propia que se obtiene artificialmente. Genios habrá, seguro que sí; pero yo no los conozco y en la historia veo pocos. Quizá Rimbaud. Desde Valdés a Coleridge, abundan los que defienden la inspiración o el “escribo como hablo” y sin embargo cuidan y corrigen. De modo que si alguien considera intocable lo que escribe, a mi juicio tiene un problema (sin pretender meterme yo en su casa, si una cosa y otra son compatibles).

    Al menos en lo que a mí respecta, yo escribo, reescribo y requetescribo, y cuando hacía recitados de La vieja la iba cambiando un poquito cada día (sin la vitalidad creativa del teatro, pero también sin sacralizar lo escrito). Y agradezco la sinceridad como oro en paño: si alguien “guiña el oído” con mis versos, prefiero saberlo. No sé los demás, pero imagino que todo el que batalla con lo que escribe prefiere la honradez al elogio huero.

    Hay una disposición gráfica que transformaría la cuestión en 8-4-8:

    Soy bruja birlibirloque,
    malabar.
    ¿Conoces el mal de ojo?
    Ve con tiento,
    ¡o todo te irá fatal!

    Pero hay más de un verso de López Soria que a mi entender juega a no sonar exactamente como se ve, a encabalgar ritmos, a no respetar del todo la cuadratura clásica de imagen y sonido.

  8. No conocía a Marisa López Soria y por lo que cuentas parece una poeta interesante. Yo al menos agradezco que haya escritores que jueguen con nuevas propuestas.
    Por lo demás, estoy de acuerdo. Creo que fue Carlos Bousoño quien dijo que le gustaría reescribir algunos poemas de los clásicos corrigiéndoles algunos versos que él veía “defectuosos” o mejorables. No lo hizo, que yo sepa. Lástima.

  9. A mí me interesa, desde luego.

    Pienso, llevando el agua a otro molino, que Bousoño es un poeta que tenía pocos números para salir en este blog (cada cual tiene sus limitaciones y yo conozco poco su obra, para empezar; incluida su obra crítica). Así que dejaré un poema de esta antología de la red e invito a quien lo quiera a dejar otros, ya sean poemas completos o quizá fragmentos:

    INTRODUCCIÓN A LA NOCHE

    1
    Con la honda mirada
    un día contemplaste
    tu honda pasión de ser
    en vida perdurable.

    Hoy contemplas acaso
    con mirada más grave
    el parpadeo puro
    de la noche sin márgenes;

    el sollozo inoíble
    de un arroyo aléjandose
    en la sombra; la mole
    de la noche indudable.

    2
    Y sin embargo, eres.
    Y sin embargo naces
    como las hierbas verdes
    y los nudosos árboles.

    Compruebas con delicia
    que existen matorrales,
    y tus manos apresan
    piedras de aristas grandes.

    Saltas sobre los ríos,
    subes desde los valles,
    cantas desde las cumbres,
    vives, existes, ardes.

    Contemplas la llanura
    crepuscular; renaces
    como los campos vivos
    que en la aurora son arces,

    cañadas y caminos,
    prados, riberas, cauces
    de amor, donde quisieras
    vivirte y olvidarte.

    3
    Y aquí estás. Aquí pones
    tus dos manos tenaces.
    Te agarras a las cosas:
    maderas, piedras, carnes,

    Te aferras a la vida
    como el río a su cauce,
    cual la raíz de un hondo
    vegetal insaciable.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s