Un montón de unicornios, de Ana María Machado

Resulta difícil manejar un tema bienintencionado con la elegancia y la poesía de Ana María Machado en Un montón de unicornios. Si a ello se le añaden las ilustraciones de Asun Balzola, maestra de la expresividad con pocos trazos, tenemos un libro redondo.

¡Cómo alegraban el ambiente aquellos animales!
Pero un día vino el nuevo presidente de la comunidad.
El presidente no tenía animales.
Ni hijos.
Ni amigos.
Solo tenía cara de pocos amigos.
De poquísimos amigos.
O sea, de ninguno.

Solo sé que decía unas cosas muy importantes.

Esta cita podría servir para resumir el planteamiento y el principio del nudo. Pero a partir de aquí, cabe resolver la historia con sensiblería y, en general, un vuelo literario nulo o, como hace Ana María Machado, con un recurso poético de enorme fuerza expresiva. Me parece de lo más recomendable para quienes empiezan a leer y, probablemente, toda una escuela de escritura. (No quiero desvelarle más a quien no conozca la historia: la magia es enemiga de las paráfrasis.)

darabuc-asun-balzola-ana-maria-machado-unicornios

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s