Dos poemas de Los espejos de Anaclara, de Mercedes Calvo

.

La niebla cerró su cortina
en la ciudad
Caminan todos los fantasmas
en soledad.
El cielo está en la vereda
¿o será el mar?
Se ha puesto su traje de fiesta
la realidad.

*

Por el umbral del cielo
viene la abuela
trayéndome manzanas
para la escuela.

Se detiene en la puerta,
no quiere entrar.
Cae la lluvia de junio
sobre el cristal.

Yo froto las manzanas
con mi pañuelo
mientras borra caminos
el aguacero.

Toda la tarde hablamos
de aquí y de allá
porque hay muchas maneras
de conversar.

.

Estos dos poemas son un breve adelanto de Los espejos de Anaclara, el libro de Mercedes Calvo que ha sido galardonado recientemente con el V premio Hispanoamericano de poesía para niños y que editará Fondo de Cultura Económica dentro de su colección de poesía infantil, ya en 2009, con ilustraciones de Fernando Vilela. En el sitio web de Fondo ya ha aparecido Rutinero, el premio del año pasado, escrito por Níger Madrigal e ilustrado por María Wernicke.

Anuncios

13 Respuestas a “Dos poemas de Los espejos de Anaclara, de Mercedes Calvo

  1. Como siempre una buena elección. Es una poesía, melancólica y preciosa. Un saludo, Darabuc. Jesús.

  2. Tiene muy buena pinta ese poemario. Gracias por adelantarnos estos poemas.
    Un saludo

  3. Bellos versos llenos de sensibilidad y filosofía.

    Un abrazo Gonzalo.

  4. ¡Qué belleza! Hermoso adelanto.

  5. Jesús, Fátima, Luz, María, gracias por vuestros comentarios. En este caso, de manera excepcional,* aclaro que Mercedes fue también la responsable de la selección.

    Quiero llamar la atención sobre la métrica, que es buena parte de esa música subyacente, del trabajo silencioso que tanta dulzura le da: en el primero, 9+5 (el eneasílabo, además, es de los versos más raros en la métrica española), y en el segundo, 7+5.

    Esto no es un blog de análisis literario, pero sí es prorretórico, contra la moda antirretórica; no en el sentido de defender la palabrería (el abuso retórico), sino en el de que la buena poesía necesita su cuota de genialidad e intuición, pero también su trabajo de pulidor o de orfebre. Eso lo entiendo como algo independiente de si uno lo hace siendo Doctor en Letras o tocando de oído, como hacen los troveros o los decimistas. Y no es obstáculo para el “verso libre”, claro, que cuando funciona bien suele ser tan libre como el canto de los pájaros: vivo, pero no caótico.

    Un abrazo

    *Digo “de manera excepcional” porque este es un blog subjetivo, personal para lo bueno y para lo malo, y en ese papel de editor no publico todo lo que me llega. Por cierto que en su año y poco de vida ya he constatado que la sinceridad cierra bastantes puertas, pero las que abre las abre con solidez. Y para muchos años…

  6. Qué bueno que digas lo que decís. Leo poesía y la disfruto, pero no podría explicar el porqué más allá de las cuerdas que toca, de lo sensible, de la percepción… tu comentario sobre la métrica ayuda a entender parte de lo que está detrás de eso que uno recibe, eso que llamo bello.

  7. Hola, María: creo que en la ilustración ocurre lo mismo, la calidad viene en parte de la inspiración, pero también del trabajo y de las decisiones y las pruebas constantes. En este caso, a mí me pasa al contrario: más de una vez, un análisis me descubre una parte de las razones por las que una imagen me ha llegado muy hondo en un contexto concreto. Una parte porque no todo es racional, claro, ni en la poesía ni en la pintura o las diversas formas de ilustrar.

    Un abrazo

  8. Hola,
    Fondo de Cultura y la Fundación para las Letras Mexicanas publican estos días este brilante poemario con ilustraciones del brasileño Fernando Vilela (Mención de Honor – Ragazzi Awards – Feria de Bolonia 2007). Podréis descubir algunas ilustraciones en nuestra web…
    Un abrazo

  9. Me alegro por Mercedes y espero poder verlo pronto.

    Un saludo cordial

  10. me iso llorar que hermosos
    gracios

  11. Pingback: Trece instrucciones para ayudar a leer al niño | Garabatos y Ringorrangos

  12. cándido martín dorado

    Elpaseo diario me lleva al rio,en el imbierno no voy porque hace frio.

  13. esta es típica literatura infantil que, no sé por qué, selecciona el ilustre jurado como ganadora de un concurso de prestigio, pero que a los niños aburre sobremanera, sin chispa, y sin dejar esas ganas de volver a leerlo…
    tampoco sé por qué (o sí), es algo que suele ocurrir en este tipo de concursos en los que el premio es de elevada cuantía…
    el día que el jurado esté compuesto por niños, ninguno de estos escritores ganará un solo premio…

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s