Marimba reflexiona sobre el teatro para niños

Hace poco he escrito aquí mi perplejidad como autor ante el género del teatro: veo el edificio, en algunos aspectos conozco la teoría del edificio, pero no encuentro la puerta o el modo de acceder al otro lado del espejo. José Luis García, de Marimba Marionetas, ha colgado en su blog unas breves reflexiones sobre el teatro para niños (y niñas, si alguien necesita la precisión). Curiosamente, parte de la reflexión es el otro lado de ese espejo cerrado:

… hay que tener en cuenta que es muy difícil que un autor o autora que no tiene experiencia escénica con niños pueda escribir algo que llegue a ellos. ¿Y esto por qué? Hay autores de teatro que no tienen ninguna vinculación con la escena que se autoproclaman como los únicos capaces de escribir para niños, porque tienen una formación literaria. Yo discrepo de ellos. De igual manera que un estudiante de medicina que acaba la carrera necesita contacto con los pacientes para convertirse en médico, un escritor necesita tener contacto estrecho con los espectadores para convertirse en escritor de teatro, en creador escénico. La historia del teatro no da suficientes pruebas de que aquellos que han producido obras universales son los que de una manera u otra vivían cerca de la escena.

Pues si la teoría la ha de dar ante todo la experiencia, «¡manos al guante!», o a las varillas, o a los objetos, y a ver qué ocurre. Pero eso no quita lo contrario: es frecuente ver obras de teatro para niños a las que les sobran buenas intenciones pero les falta calidad teatral propiamente dicha, como unidad de propósito, vocabulario y público modelo, por no hablar de los problemas de la interpretación… o de la falta de respeto del público, que «como es una cosa para niños», se pone a hablar por el móvil compitiendo en volumen de voz con los actores.

2 Respuestas a “Marimba reflexiona sobre el teatro para niños

  1. Hola, encantado de estar por aquí.
    Estoy completamente de acuerdo contigo en que en muchas ocasiones sucede lo contrario de lo que critico, es decir, obras montadas para público infantil por gente con mucha ‘tablas’ pero que no tienen formación suficiente en la construcción de sus guiones.
    Como en casi todas las situaciones, los extremos se tocan. Y el teatro para niños y niñas no es una excepción.
    Por un lado tenemos a aquellos que sin experiencia teatral se autoproclaman los auténticos creadores para niños; y por el otro, los que -por muy diversas razones- construyen sus guiones sin formación alguna.
    Evidentemente, el camino está en su justa medida. Es decir, siguiendo con el modelo del médico, si los primeros son estudiantes de medicina que necesitan práctica con los pacientes, los segundos serían curanderos, sin la formación necesaria para atender al enfermo.
    Para no alargarme demasiado, termino con dos frases que no son mías.
    Jardiel Poncela: ” Escribir teatro es el trabajo más difícil que más fácil parece”.
    Groucho Marx: “He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso”.

  2. Hola, José Luis. Es curioso cómo le damos vueltas a muchas ideas y, en muchos casos, volvemos a formulaciones que ya nos ofrecieron hace mucho, como la del “justo medio”. El teatro, en cualquier caso, me parece ciertamente el más difícil de los géneros literarios, y además tiene el problema (sobre todo en el caso concreto del teatro para niños) de que su práctica, su realización escénica última, se ve muchas veces perjudicada por cierto desprecio colectivo. Algún día habría que hablar también de las condiciones de trabajo, como parte que no se ve en la representación, pero sin duda se nota. Creo que aún estamos lejos (y no sé si lo consiguiremos) de tener una mayoría de compañías profesionales, estables y amplias, que es algo que imagino que iría bastante mejor que la mezcla de buena voluntad e inestabilidad o las obras de hombre-orquesta (o tantas veces, de pareja-orquesta).

    Dicho así, me pregunto si parece que falto al respeto. No es mi intención, es justo lo contrario: me gustaría que el género se respetase más y me admiro de cuánto se consigue a veces con muy pocos medios y el viento en contra.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s