Iba yo distraído paseando por el cielo, de Juan Ramón

A Juan Ramón suele identificárselo con el poeta blando de Platero (aunque no todo Platero es blando), el esdrújulo modernista de la primera etapa o el abstracto y en cierta medida dado a la “poesía pura” de las posteriores. Pero es un poeta bastante más diverso y sorprendente. También hay un Juan Ramón irónico de sí mismo, por ejemplo. Uno oriental, muy próximo al haiku. E incluso otro de denuncia, que mezcla la voluntad de regeneración noventayochista con la pasión y a la vez la distancia frente al mundo moderno (el germen de Poeta en Nueva York, quizá).

Empezaré por un poema de su librito Hijo de la alegría, de hacia 1920-1923 (El Observatorio Ediciones, Madrid, 1986).

*

Iba yo distraído paseando por el cielo
y me caí en el pozo de la luna.

−¡Qué chapuzón!
¡Todo el cielo se salpicó de estrellas!

En el cielo estarán diciendo todos
que me ahogué,
que me caí en la tierra.
−¡Qué nostaljia, en mi muerte, de mi vida!−

*

4 Respuestas a “Iba yo distraído paseando por el cielo, de Juan Ramón

  1. Como siempre sublime y obsesionado con la muerte el gran Juan Ramón.

    Un abrazo

  2. Sublime y sin embargo, a mi modo de ver, rozando la burla de sí mismo; o visto de otra manera, con tal seguridad en su camino que resulta casi inconfundible (y por lo tanto, fácil de parodiar). No sé, Juan Ramón me parece inasible, por decirlo con una palabra que tal vez le gustaría.

    Que vaya muy bien en La Vaguada con la lectura musicada de Pequeña música para la Luna.

  3. Gracias Gonzalo por tus buenos deseos y por poner el enlace.

    Muy juanramoniano el adjetivo que le has puesto al poema, creo que lo define muy bien y al poeta de Moguer le hubiese emocionado de una forma pura y sencilla.

    (A veces en algunos de sus poemas y a pesar de su grandeza me resulta cursi)

  4. (Sin duda lo es en ocasiones. No veo problema en decirlo. La suya pasó a ser una búsqueda muy personal que no siempre es compartible y además, sus poemas de tono modernista, los primeros, suenan casi imposiblemente antiguos. Lo que no le quita calidad, a mi juicio, pero los postres muy dulces o muy secos solo valen para determinados días.)

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s