Verbena de semáforos, de Ramón García Domínguez

Verbena de semáforos, de Ramón García Domínguez, es una obra de teatro para niños publicada por Edelvives junto con Sentado te engorda el cu… (que da título al libro). Se trata de una obra de espíritu humanista, o contrario a los excesos del maquinismo, se podría decir. (Me recordó a El maestro y el robot, por ejemplo, de Antonio del Cañizo).

Desde el punto de vista dramático, destaca por la fusión de lugares, dado que algunos actores salen del público y luego otros bajan y se esconden entre los espectadores. (Es un rasgo que también aparece en Sentado te engorda el cu…). También por ser una obra muy coral, en la que participa gran número de actores y se pide la colaboración de muchos voluntarios. No es un elemento gratuito, sino que cuadra con el ánimo de la obra, que narra la transformación de una ciudad feliz y luego gris, de nuevo, en una sociedad alegre, con ánimo de fiesta (de verbena). Por otro lado, es un guión bastante abierto, con muchas posibilidades de intervención y ajuste personal de cada director y grupo de actores.

El libro se acompaña de ilustraciones expresivas de Teresa Novoa (que tratan el texto como una propuesta de lectura, sin fingir la representación escénica). La imagen de arriba pertenece a la primera obra. No digo por ahora más sobre ella, porque dentro de poco hablaré otra vez de Teresa Novoa a propósito de La señora Tormenta, de Sagrario Pinto.

2 Respuestas a “Verbena de semáforos, de Ramón García Domínguez

  1. Hola me ha resultado muy interesante tu blog. Venía buscando poesías sencillas en inglés para un trabajo del cole de mi hijo y he encontrado muchas cosas interesantes.
    Me ha interesado este comentario sobre teatro infantil porque tengo ganas de encontrar obras como estas, que dan nuevas ideas. He escrito un par de obras para un pequeño grupo de teatro infantil de mi ciudad, con más voluntad que sabiduría y quiero leer cosas que valgan la pena.
    Muchas gracias por tu trabajo.
    http://32lineasyeste.blogspot.com

  2. Gracias a ti, María José. Yo no soy ningún gran experto en teatro infantil: lo que yo he escrito no ha pasado del borrador, para empezar.

    Pero confío en ir dedicando tiempo a un género que no tiene el eco que merece, siendo como es un arte muy completo, que puede dar cabida a la narración de hechos, la expresión de sentimientos y sensaciones y también a todas las artes visuales. Pasito a paso.

    Curiosa, vuestra experiencia de “Escribir a presión”. Este puente he estado yo por esas calles, aunque esta vez no tuve la oportunidad de entrar en Taifa (a pesar de que, si no ha cambiado, es una librería sin igual en Barcelona).

    Un saludo cordial

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s