Archivo de la etiqueta: poesía de humor

‘Doña Disparate’, de María Elena Walsh

.

Doña Disparate,
nariz de batata,
se olvida, se olvida
de cómo se llama.

Se olvida el rodete
detrás de la puerta,
duerme que te duerme
cuando está despierta.

Se quita el zapato,
se pone el tranvía,
bebe la botella
cuando está vacía.

No sabe, no sabe
y aprieta un botón
para que haya luna
o se apague el sol.

Oye con el diente,
habla con la oreja,
con un cucharón
barre la vereda.

—¡Señor boticario,
véndame tornillos!
—¡Señor verdulero,
hágame un vestido!

«¡Guau!», dice el felpudo.
«¡Miau!», dice la jarra.
¡Que yo soy el perro!
¡Que yo soy la gata!

Doña Disparate,
nariz de merengue,
se «ecovica», digo
se equivoca siempre.

.

Con Shel Silverstein siempre hay peligro

Vuelvo con Shel Silverstein porque es un autor que me divierte y porque hasta ahora no había copiado ningún poema suyo en español. En esta nota podéis leer algunos en inglés; aquí, en catalán.

Silverstein era un buen humorista gráfico y caricaturista. En muchos de sus poemas ilustrados, la imagen es tan importante como la palabra. Véase si no este «Ya no hay peligro» (que tiene la gracia de un humorista puro, como Quino):

darabuc-shel-silverstein-ya-no-hay-peligro.gif

Pertenece a Batacazos, Ediciones B (col. La escritura desatada), Barcelona, 1999, traducción de Daniel Aguirre. Otro poema del mismo libro:

darabuc-shel-silverstein-extrano-restaurante.gif