Archivo de la categoría: Poemas en inglés

Acróstico de Lewis Carroll en ‘Alicia’

A boat beneath a sunny sky,
Lingering onward dreamily
In an evening of July—

Children three that nestle near,
Eager eye and willing ear,
Pleased a simple tale to hear—

Long has paled that sunny sky:
Echoes fade and memories die.
Autumn frosts have slain July.

Still she haunts me, phantomwise,
Alice moving under skies
Never seen by waking eyes.

Children yet, the tale to hear,
Eager eye and willing ear,
Lovingly shall nestle near.

In a Wonderland they lie,
Dreaming as the days go by,
Dreaming as the summers die:

Ever drifting down the stream—
Lingering in the golden gleam—
Life, what is it but a dream?

*

Aquel julio ya lejano
Lento el bote iba avanzando
Indolente al sol dorado.

Con tres tiernas pasajeras
Escuchando un cuento atentas
Pendientes de cada letra.

Lejos queda ya esa tarde;
El recuerdo apenas late.
Ahora es invierno implacable.

Sin embargo, cual espectro,
Alicia sigue en mis sueños
Navegando bajo el cielo.

Con otras niñas, de nuevo,
Escuchando el mismo cuento,
Las mismas letras oyendo:

Imaginan maravillas,
Dejan ir su fantasía,
Dejan que pasen los días.

En un río siempre eterno
Lento el sol se va poniendo:
La vida, ¿qué es sino un sueño?

‘PLEASE DO NOT MAKE F UN OF ME…’, de Shel Silverstein

  • PORFA / NO TE / BURLE / S DE MÍ / PORFA / NO TE / RÍAS NO / ES FÁ / CIL ES / CRIBIR / UN PO / EMA EN / EL CUE / LLO DE / UNA J / IRAFA / AL GA / LOPE.
  • Shel Silverstein, Where the Sidewalk Ends. Harper & Row, Nueva York, 1974.

‘The Alphabet Song’, de Moosebutter

Moosebutter («mantequilla de alce») es un grupo de música coral paródica, casi toda a capela, que me parece de lo más divertido. En esta página se pueden comprar canciones y discos en formato mp3. The Alphabet Song es una sorna de las infinitas canciones para aprender el abecedario, que se mueve muy lejos de las asociaciones típicas. De la letra no hay que perderse la transcripción resumida: «Bla, bla, bla, bla, bla, zeta».

There’s a sound for every letter of The Alphabet
A sound from you, a sound from me
There’s a sound for every letter of The Alphabet
A sound from A to Z

Blah blah blah
Blah blah Zed.

‘The Acrobats’, de Shel Silverstein

  • Shel Silverstein, Where the sidewalk ends, Harper and Row, 1974.

A Busy Day (Un día ajetreado), de Michael Rosen

A BUSY DAY

Pop in
pop out
pop over the road
pop out for a walk
pop down to the shop
can’t stop
got to pop

got to pop?
pop where?
pop what?

well
I’ve got to
pop round
pop up
pop in to town
pop out and see
pop in for tea
pop down to the shop
can’t stop
got to pop

got to pop?
pop where?
pop what?

well
I’ve got to
pop in
pop out
pop over the road
pop out for a walk
pop in for a talk…

*

UN DÍA AJETREADO

Saltar
saltar adentro
saltar afuera
saltar a la otra acera
saltar e ir a comprar
hay que saltar
no hay modo de parar

¿hay que saltar?
¿saltar por qué?
¿qué saltaré?

bueno
tengo que
saltar allí
saltar allá
saltar a la ciudad
saltar a por María
saltar junto a mi tía
saltar e ir a comprar
hay que saltar
no hay modo de parar

¿hay que saltar?
¿saltar por qué?
¿qué saltaré?

bueno
tengo que
saltar adentro
saltar afuera
saltar a la otra acera
saltar a saludar
saltar a merendar…

.

  • Versión de Gonzalo García, reproducible sin ánimo de lucro y con mención de la autoría.

Do you carrot all for me?

.

DO YOU CARROT ALL FOR ME?

Do you carrot all for me?
My heart beets for you,
With your turnip nose
And your radish face,
You are a peach.
If we cantaloupe,
Lettuce marry;
Weed make a swell pear.

.

El poema reemplaza elementos previsibles (para un lector inglés) por palabras del mundo vegetal: do you care at all for me? > do you carrot all for me?; reddish > radish; let us > lettuce… Pese a la proximidad fonética, o quizá gracias a ella, los cambios introducen absurdos divertidos: ¿Me zanahorias? por ¿Me quieres? o Las lechugas se casan por Casémonos. El lector juega a descifrarlo y a inventar sus propias sustituciones.

Lo tomo de A child’s anthology of poetry, antología de poesía infantil en inglés preparada por Elizabeth H. Sword e ilustrada por Tom Pohrt, Ecco, Nueva York, 1995.

Jabberwocky, de Lewis Carroll (por Luis Maristany y Jaime de Ojeda)

1

Era cenora y los flexosos tovos
en los relonces giroscopiaban, perfibraban.
Mísvolos vagaban los vorogovos
y los verdiranos extrarrantes bruchisflaban.

Ocúltate, hijo mío, de Jabberwock brutal,
de sus dientes de presa y de su zarpa altiva;
huye al ave Jubjub y por último esquiva
a Bandersnatch feroz, humérico animal.

El muchacho empuñó la espada vorpalina,
buscó con mucho ahínco al monstruo manxiqués;
llegado a un árbol Tántum, se apoya y se reclina,
pensativo, un buen rato, sin moverse, a sus pies.

Y en tanto cavilaba el joven foscolérico,
se acercó Jabberwock con mirada de roca:
resoplaba en su avance por el bosque quimérico,
de tanta rabia espuma arrojaba su boca.

¡Uno y dos! ¡Uno y dos! Y de uno a otro lado
la vorpalina espada corta y taja, tris-tras:
lo atravesó de muerte. Trofeo cercenado,
su cabeza exhibía galofante, al compás.

¿Lograste -dijo el padre- matar a Jabberwock?
¡Déjame que te abrace, solfulgente hijo mío!
¡Oh día frabuloso! Clamó: ¡Calú…! ¡Caloc!
Y el viejo runquirriaba con placentero brío.

Era cenora y los flexosos tovos
en los relonces giroscopiahan, perfibraban.
Mísvolos vagaban los borogovos
y los verdirranos extrarrantes gruchisflaban.

(Traducción de Luis Maristany)

2

Brillaba, brumeando negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiflaba.

¡Cuídate del Galimatazo, hijo mío!
¡Guárdate de los dientes que trituran
y de las zarpas que desgarran!
¡Cuídate del pájaro Jubo-Jubo y
que no te agarre el frumioso Zamarrajo!

Valiente empuñó el gladio vorpal;
a la hueste mansona acometió sin descanso;
luego, reposóse bajo el árbol del Tántamo
y quedóse sesudo contemplando…

Y así, mientras cavilaba firsuto.
¡¡Héte al Galimatazo, fuego en los ojos,
que surge hedoroso del bosque turgal
y se acerca raudo y borguejeando!!

¡Zis, zas y zas! Una y otra vez
zarandeó tijereteando el gladio vorpal.
Bien muerto dejó al monstruo, y con su testa
¡volvióse triunfante galompando!

¡¿Y haslo muerto?! ¡¿Al Galimatazo?!
¡Ven a mis brazos, mancebo sonrisor!
¡Qué fragarante día! ¡Jujurujuú! ¡Jay, jay!
Carcajeó, anegado de alegría.

Pero brumeaba ya negro el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas necrofaba…

(Traducción de Jaime de Ojeda)

3

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

“Beware the Jabberwock, my son!
The jaws that bite, the claws that catch!
Beware the Jubjub bird, and shun
The frumious Bandersnatch!”

He took his vorpal sword in hand:
Long time the manxome foe he sought-
So rested he by the Tumtum tree,
And stood awhile in thought.

And as in uffish thought he stood,
The Jabberwock, with eyes of flame,
Came whiffling through the tulgey wood,
And burbled as it came!

One, two! One, two! and through and through
The vorpal blade went snicker-snack!
He left it dead, and with its head
He went galumphing back.

“And hast thou slain the Jabberwock?
Come to my arms, my beamish boy!
O frabjous day! Callooh! Callay!”
He chortled in his joy.

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

(Original de Lewis Carroll en Through the Looking Glass)

Ocho globos, de Shel Silverstein

EIGHT BALLOONS

Eight balloons no one was buyin’
All broke loose one afternoon.
Eight balloons with strings a-flyin’,
Free to do what they wanted to.
One flew up to touch the sun – POP!
One thought highways might be fun – POP!
One took a nap in a cactus pile – POP!
One stayed to play with a careless child – POP!
One tried to taste some bacon fryin’ – POP!
One fell in love with a porcupine – POP!
One looked close in a crocodile’s mouth – POP!
One sat around ’til his air ran out – WHOOSH!
Eight balloons no one was buyin’ –
They broke loose and away they flew,
Free to float and free to fly
And free to pop where they wanted to.

*

OCHO GLOBOS

Ocho globos que nadie compraba
cortaron la cuerda y soltaron amarras.
Ocho globos libres, libres de volar, libres de escapar
donde les petara.
Uno quiso ver cómo era el sol… ¡POP!
Otro hacer carreras entre los camiones… ¡POP!
Otro echó una siesta por entre los cactos… ¡POP!
Otro jugó a fútbol con un descuidado… ¡POP!
Otro fue a probar la tortilla caliente… ¡POP!
Otro a ver de cerca un tigre y sus dientes… ¡POP!
Otro se prendó de un erizo malaje… ¡POP!
Otro sentó el culo hasta quedar sin aire… ¡FFFFSHIU!
Ocho globos que nadie compró
soltaron amarras y allá que se fueron,
libres de flotar, libres de volar, libres de estallar
donde les petó.

*

La versión, sin duda no muy literal, es mía; salió de un tallerito sobre el ritmo en la poesía, pese a que siempre había tenido este poema por casi intraducible. Si a alguien le apetece citarla o modificarla, por mi parte puede hacerlo con tranquilidad mientras mencione la fuente. (Soy consciente de que el doble sentido de «petar» es popular en algunas zonas de España, pero no en todo el ámbito lingüístico hispano.) En España, los poemas de Silverstein están traducidos al castellano en Ediciones B.

A, Apple-pie: juegos con el alfabeto inglés

darabuc-a_apple_pie-kate-greenaway-t.jpg

A, APPLE-PIE

A was an apple-pie;
B bit it,
C cut it,
D dealt it,
E eat it,
F fought for it,
G got it,
H had it,
I inspected it,
J jumped for it,
K kept it,
L longed for it,
M mourned for it,
N nodded at it,
O opened it,
P peeped in it,
Q quartered it,
R ran for it,
S stole it,
T took it,
U upset it,
V viewed it,
W wanted it,
X, Y, Z, and ampersand (&)
All wished for a piece in the hand.

Shel Silverstein

silverstein.jpg

Shel Silverstein, dibujante, cantante y poeta, es una de las voces más frescas de la poesía infantil en inglés. Escribe para niños, con inquietud por los temas que a ellos les preocupan, mucho humor y no poca dosis de crítica; no es un autor de los que se ganan el afecto “dorando la píldora”, sino siendo divertido y sincero.

A cambio, es un poeta muy difícil de traducir, dado que sus poemas están repletos de juegos verbales. Dejo un poema bienhumorado sobre el “abrazo de la guerra”.

HUG O’ WAR

I will not play at tug o’war.
I’d rather play at hug o’war,
Where everyone hugs
Instead of tugs,
Where everyone giggles
And rolls on the rug,
Where everyone kisses,
And everyone grins,
And everyone cuddles,
And everyone wins.

El texto se basa en un juego de palabras: tug-of-war es la competición de fuerza por equipos en la que cada bando tira de la cuerda con la intención de arrastrar al otro; y en política, es la lucha por la supremacía. Pero hug es ‘abrazo’ y en este hug of war, todos ganan.

En este otro poema, una voz muy «difícil de contentar» se despacha a gusto contra todos los que lo rodean. Desde luego, no es una vida fácil, la suya… Como otros poemas de Silverstein, es muy teatral: hay incluso un acotación sobre cómo debemos pronunciarlo, además del efecto final.

HARD TO PLEASE
(To be said in one breath)

Elaine gives me a pain,
Gill makes me ill,
Winnie’s a ninny,
Orin is borin’,
Milly is silly,
Rosy is nosy,
Junie is loony,
Gussie is fussy,
Jackie is wacky,
Tommy is balmy,
Mary is scary,
Tammy is clammy,
Abby is crabby,
Patti is batty,
Mazie is lazy,
Tiny is whiney,
Missy is prissy,
Nicky is picky,
Ricky is tricky,
And almost everyone
Makes me sicky.
(Whew!)

Una nota: de pronto me llama la atención que, aunque Silverstein murió en 1999, yo he escrito todo el texto en presente. Será que, al menos para mí, su obra es un ejemplo de vitalidad… Este es el enlace a su biografía en la wiki inglesa.

Hay traducción al español de varios libros suyos en Ediciones B (Barcelona). En este blog he recogido algunos poemas en catalán y otros en español.

Canción de la elefandra, Laura E. Richards

Laura E. Richards (Estados Unidos, 1850-1943; ver entrada de Wikipedia en inglés10px-external-3.png) es una autora que se mueve dentro de la tradición del juego lúdico, próxima al absurdo, muy habitual en la literatura escrita en inglés. No he encontrado libros suyos traducidos al castellano.

CANCIÓN DE LA ELEFANDRA

Érase que se era un elefante
que se quiso poner una escafante…
¡Ay, no! Quiero decir una elefandra
que se quiso poner una escafandra…
(¡Señor! Me da que estoy metiendo
la pata de un modo tremendo.)

El caso es que se le enredó la trompa
al mirar de ajustarse la escafompa;
y por más que tiraba y estiraba,
no lograba soltarse la escafaba…
(…¡Casi mejor que deje esta canción
de la pobre escafanta y su elefón!)

ELETELEPHONY

Once there was an elephant,
Who tried to use the telephant -
No! No! I mean an elephone
Who tried to use the telephone -
(Dear me! I am not certain quite
That even now I’ve got it right.)

Howe’er it was, he got his trunk
Entangled in the telephunk;
The more he tried to get it free,
The louder buzzed the telephee -
(I fear I’d better drop the song
Of elephop and telephong!)

Fuente: Tirra Lirra (1932). Versión de Gonzalo García. La traducción de este poema está bajo una licencia de Creative Commons10px-external-3.png (Creative Commons License).

Enlaces:

Si encuentras un enlace que no funciona, por favor, déjame un comentario.