Archivo de la categoría: Poemas en inglés

Acróstico de Lewis Carroll en ‘Alicia’

A boat beneath a sunny sky,
Lingering onward dreamily
In an evening of July—

Children three that nestle near,
Eager eye and willing ear,
Pleased a simple tale to hear—

Long has paled that sunny sky:
Echoes fade and memories die.
Autumn frosts have slain July.

Still she haunts me, phantomwise,
Alice moving under skies
Never seen by waking eyes.

Children yet, the tale to hear,
Eager eye and willing ear,
Lovingly shall nestle near.

In a Wonderland they lie,
Dreaming as the days go by,
Dreaming as the summers die:

Ever drifting down the stream—
Lingering in the golden gleam—
Life, what is it but a dream?

*

Aquel julio ya lejano
Lento el bote iba avanzando
Indolente al sol dorado.

Con tres tiernas pasajeras
Escuchando un cuento atentas
Pendientes de cada letra.

Lejos queda ya esa tarde;
El recuerdo apenas late.
Ahora es invierno implacable.

Sin embargo, cual espectro,
Alicia sigue en mis sueños
Navegando bajo el cielo.

Con otras niñas, de nuevo,
Escuchando el mismo cuento,
Las mismas letras oyendo:

Imaginan maravillas,
Dejan ir su fantasía,
Dejan que pasen los días.

En un río siempre eterno
Lento el sol se va poniendo:
La vida, ¿qué es sino un sueño?

‘PLEASE DO NOT MAKE F UN OF ME…’, de Shel Silverstein

  • PORFA / NO TE / BURLE / S DE MÍ / PORFA / NO TE / RÍAS NO / ES FÁ / CIL ES / CRIBIR / UN PO / EMA EN / EL CUE / LLO DE / UNA J / IRAFA / AL GA / LOPE.
  • Shel Silverstein, Where the Sidewalk Ends. Harper & Row, Nueva York, 1974.

‘The Alphabet Song’, de Moosebutter

Moosebutter («mantequilla de alce») es un grupo de música coral paródica, casi toda a capela, que me parece de lo más divertido. En esta página se pueden comprar canciones y discos en formato mp3. The Alphabet Song es una sorna de las infinitas canciones para aprender el abecedario, que se mueve muy lejos de las asociaciones típicas. De la letra no hay que perderse la transcripción resumida: «Bla, bla, bla, bla, bla, zeta».

There’s a sound for every letter of The Alphabet
A sound from you, a sound from me
There’s a sound for every letter of The Alphabet
A sound from A to Z

Blah blah blah
Blah blah Zed.

‘The Acrobats’, de Shel Silverstein

  • Shel Silverstein, Where the sidewalk ends, Harper and Row, 1974.

A Busy Day (Un día ajetreado), de Michael Rosen

A BUSY DAY

Pop in
pop out
pop over the road
pop out for a walk
pop down to the shop
can’t stop
got to pop

got to pop?
pop where?
pop what?

well
I’ve got to
pop round
pop up
pop in to town
pop out and see
pop in for tea
pop down to the shop
can’t stop
got to pop

got to pop?
pop where?
pop what?

well
I’ve got to
pop in
pop out
pop over the road
pop out for a walk
pop in for a talk…

*

UN DÍA AJETREADO

Saltar
saltar adentro
saltar afuera
saltar a la otra acera
saltar e ir a comprar
hay que saltar
no hay modo de parar

¿hay que saltar?
¿saltar por qué?
¿qué saltaré?

bueno
tengo que
saltar allí
saltar allá
saltar a la ciudad
saltar a por María
saltar junto a mi tía
saltar e ir a comprar
hay que saltar
no hay modo de parar

¿hay que saltar?
¿saltar por qué?
¿qué saltaré?

bueno
tengo que
saltar adentro
saltar afuera
saltar a la otra acera
saltar a saludar
saltar a merendar…

.

  • Versión de Gonzalo García, reproducible sin ánimo de lucro y con mención de la autoría.

Do you carrot all for me?

.

DO YOU CARROT ALL FOR ME?

Do you carrot all for me?
My heart beets for you,
With your turnip nose
And your radish face,
You are a peach.
If we cantaloupe,
Lettuce marry;
Weed make a swell pear.

.

El poema reemplaza elementos previsibles (para un lector inglés) por palabras del mundo vegetal: do you care at all for me? > do you carrot all for me?; reddish > radish; let us > lettuce… Pese a la proximidad fonética, o quizá gracias a ella, los cambios introducen absurdos divertidos: ¿Me zanahorias? por ¿Me quieres? o Las lechugas se casan por Casémonos. El lector juega a descifrarlo y a inventar sus propias sustituciones.

Lo tomo de A child’s anthology of poetry, antología de poesía infantil en inglés preparada por Elizabeth H. Sword e ilustrada por Tom Pohrt, Ecco, Nueva York, 1995.

Jabberwocky, de Lewis Carroll (por Luis Maristany y Jaime de Ojeda)

1

Era cenora y los flexosos tovos
en los relonces giroscopiaban, perfibraban.
Mísvolos vagaban los vorogovos
y los verdiranos extrarrantes bruchisflaban.

Ocúltate, hijo mío, de Jabberwock brutal,
de sus dientes de presa y de su zarpa altiva;
huye al ave Jubjub y por último esquiva
a Bandersnatch feroz, humérico animal.

El muchacho empuñó la espada vorpalina,
buscó con mucho ahínco al monstruo manxiqués;
llegado a un árbol Tántum, se apoya y se reclina,
pensativo, un buen rato, sin moverse, a sus pies.

Y en tanto cavilaba el joven foscolérico,
se acercó Jabberwock con mirada de roca:
resoplaba en su avance por el bosque quimérico,
de tanta rabia espuma arrojaba su boca.

¡Uno y dos! ¡Uno y dos! Y de uno a otro lado
la vorpalina espada corta y taja, tris-tras:
lo atravesó de muerte. Trofeo cercenado,
su cabeza exhibía galofante, al compás.

¿Lograste -dijo el padre- matar a Jabberwock?
¡Déjame que te abrace, solfulgente hijo mío!
¡Oh día frabuloso! Clamó: ¡Calú…! ¡Caloc!
Y el viejo runquirriaba con placentero brío.

Era cenora y los flexosos tovos
en los relonces giroscopiahan, perfibraban.
Mísvolos vagaban los borogovos
y los verdirranos extrarrantes gruchisflaban.

(Traducción de Luis Maristany)

2

Brillaba, brumeando negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiflaba.

¡Cuídate del Galimatazo, hijo mío!
¡Guárdate de los dientes que trituran
y de las zarpas que desgarran!
¡Cuídate del pájaro Jubo-Jubo y
que no te agarre el frumioso Zamarrajo!

Valiente empuñó el gladio vorpal;
a la hueste mansona acometió sin descanso;
luego, reposóse bajo el árbol del Tántamo
y quedóse sesudo contemplando…

Y así, mientras cavilaba firsuto.
¡¡Héte al Galimatazo, fuego en los ojos,
que surge hedoroso del bosque turgal
y se acerca raudo y borguejeando!!

¡Zis, zas y zas! Una y otra vez
zarandeó tijereteando el gladio vorpal.
Bien muerto dejó al monstruo, y con su testa
¡volvióse triunfante galompando!

¡¿Y haslo muerto?! ¡¿Al Galimatazo?!
¡Ven a mis brazos, mancebo sonrisor!
¡Qué fragarante día! ¡Jujurujuú! ¡Jay, jay!
Carcajeó, anegado de alegría.

Pero brumeaba ya negro el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas necrofaba…

(Traducción de Jaime de Ojeda)

3

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

“Beware the Jabberwock, my son!
The jaws that bite, the claws that catch!
Beware the Jubjub bird, and shun
The frumious Bandersnatch!”

He took his vorpal sword in hand:
Long time the manxome foe he sought-
So rested he by the Tumtum tree,
And stood awhile in thought.

And as in uffish thought he stood,
The Jabberwock, with eyes of flame,
Came whiffling through the tulgey wood,
And burbled as it came!

One, two! One, two! and through and through
The vorpal blade went snicker-snack!
He left it dead, and with its head
He went galumphing back.

“And hast thou slain the Jabberwock?
Come to my arms, my beamish boy!
O frabjous day! Callooh! Callay!”
He chortled in his joy.

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

(Original de Lewis Carroll en Through the Looking Glass)