Archivo de la categoría: Poemas en francés

‘Libertad, tu nombre escribo’, de Paul Éluard

.

LIBERTAD, TU NOMBRE ESCRIBO

En mi cuaderno escolar
en el pupitre y los árboles
en la arena y en la nieve
tu nombre escribo
En las páginas leídas
en las páginas aún blancas
piedra papel sangre o ascuas
tu nombre escribo
En las doradas imágenes
en los pertrechos guerreros
en la coronal real
tu nombre escribo
En la jungla y el desierto
en los nidos de las cumbres
en el eco de mi infancia
tu nombre escribo
En los asombros nocturnos
en el pan blanco del día
en las épocas del año
tu nombre escribo
En mis jirones de azul
en la charca sol mohoso
en el lago luna viva
tu nombre escribo
En los campos y horizontes
en las alas de las aves
en el molino de sombras
tu nombre escribo
En el alba a bocanadas
en el mar en los navíos
en la montaña demente
tu nombre escribo
En la espuma de las nubes
en el sudor de tormenta
en la lluvia densa y sosa
tu nombre escribo
En formas que son centellas
en campanas de colores
en la física verdad
tu nombre escribo
En los senderos despiertos
en las rutas desplegadas
en las plazas desbordantes
tu nombre escribo
En la lámpara encendida
en la lámpara apagada
en mis casas reunidas
tu nombre escribo
En la fruta dividida
del espejo y de mi cuarto
en mi cama concha abierta
tu nombre escribo
En mi perro ávido y tierno
en sus orejas alzadas
en su pata desmañada
tu nombre escribo
En mi puerta trampolín
en las cosas familiares
en el fuego bendecido
tu nombre escribo
En toda carne acordada
en la frente del amigo
en cada mano tendida
tu nombre escribo
En el cristal del asombro
en los labios entreabiertos
por encima del silencio
tu nombre escribo
En mis refugios destruidos
en mis faros derrumbados
en los muros de mi hastío
tu nombre escribo
En la ausencia sin deseos
en la soledad desnuda
en las gradas de la muerte
tu nombre escribo
En la salud recobrada
en el peligro que huye
en la esperanza sin anclas
tu nombre escribo
Y el poder de una palabra
me hace volver a la vida
nací para conocerte
y nombrarte
libertad.

.

  • Traducción de Jesús Munárriz publicada en Del huerto de Ronsard, Hiperión, Madrid, 1997, y recogida en Francisco Rico y Rosa Lentini, eds., Mil años de poesía europea, BackList, Barcelona, 2009. ISBN 978-84-08-08684-0.
  • Texto en francés: Sur mes cahiers d’écolier…

‘¿Le Pen es francés?’, de Jacques Roubaud

¿Le Pen es francés?

Si Le Pen fuera francés, según la definición de Le Pen, eso querría decir que, según la definición de Le Pen, la madre de Le Pen y el padre de Le Pen habrían sido ellos también franceses según la definición de Le Pen, lo que significaría que, según la definición de Le Pen, la madre de la madre de Le Pen, así como el padre de la madre de Le Pen así como la madre del padre de Le Pen, sin olvidar al padre del padre de Le Pen habrían sido, según la definición de Le Pen, franceses y por consiguiente la madre de la madre de la madre de Le Pen, así como la del padre de la madre de Le Pen así como la de la madre del padre de Le Pen, y la del padre del padre de Le Pen habrían sido franceses según la definición de Le Pen y del mismo modo y por la misma razón el padre de la madre de la madre de Le Pen, así como el del padre de la madre de Le Pen así como el de la madre del padre de Le Pen, y el del padre del padre de Le Pen habrían sido franceses, siempre según la misma definición, la de Le Pen de donde se deducirá sin apenas esfuerzo y sin la ayuda de Le Pen continuando con el razonamiento o bien que hay una infinidad de franceses que nacieron franceses según la definición de Le Pen, vivieron y murieron como franceses según la definición de Le Pen desde el más remoto comienzo de los tiempos o bien que Le Pen no es francés según la definición de Le Pen.

Jacques Roubaud, provenzal.

Nota: Definición de Le Pen: Es Francés aquel o aquella cuyos padres sean ambos Franceses.

Sigue leyendo

Mudarse, de Georges Perec

darabuc-oulipo-timbre-georges-perec.jpg

Los autores del grupo experimental OuLiPo (acrónimo que en castellano daría TaLiPo: TAller de LIteratura POtencial) disfrutaban escribiendo textos con dificultades: una novela extensa en la que nunca aparezca una vocal, por ejemplo. En el siguiente pasaje poético, Perec solo utiliza infinitivos. Sin embargo, el poema crece, frena y acelera, pone nervioso y se despide casi con brusquedad. Estamos muy cerca de la estructura musical pura. Y por otro lado, volvemos a encontrarnos cara a cara con el hecho de que, en arte, la libertad no es lo que parece: no se trata de escribir «sin ataduras», sino «con las ataduras justas», las que necesite cada texto.

Sin exagerar, creo que es una idea importante para los talleres de escritura, y algo en lo que hay que insistir a los chavales… aunque, generalmente, no les gusta nada.

DÉMÉNAGER

Quitter un appartement. Vider les lieux. Décamper. Faire place nette. Débarrasser le plancher.
Inventorier ranger classer trier
Éliminer jeter fourguer
Casser
Brûler
Descendre desceller déclouer décoller dévisser décrocher
Débrancher détacher couper tirer démonter plier couper
Rouler
Empaqueter emballer sangler nouer empiler rassembler entasser ficeler envelopper protéger recouvrir entourer serrer
Enlever porter soulever
Balayer
Fermer
Partir


MUDARSE

Dejar un apartamento. Desocupar una casa. Levantar el campo. Despejar. Ahuecar el ala.
Inventariar ordenar clasificar seleccionar
Eliminar tirar vender
Romper
Quemar
Bajar desellar desclavar despegar desatornillar descolgar
Desconectar soltar cortar sacar desmontar doblar cortar
Enrollar
Empaquetar embalar apretar anudar apilar juntar amontonar atar envolver proteger recubrir cerrar apretar
Recoger llevar levantar
Barrer
Cerrar
Marcharse

  • Fuente del original: Espèces d’espaces, Galilée, 1974. Fuente de la versión española: «Mudarse», en Especies de espacios, Montesinos, Barcelona, 1999, p. 62; traducción de Jesús Camarero. El sello de Georges Perec aparece reproducido en varias páginas de internet; yo lo he tomado de esta10px-external-3.png.