Sensemayá, de Nicolás Guillén

.

Sensemayá
Canto para matar a una culebra

¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!

La culebra tiene los ojos de vidrio;
la culebra viene y se enreda en un palo;
con sus ojos de vidrio, en un palo,
con sus ojos de vidrio.

La culebra camina sin patas;
la culebra se esconde en la yerba;
caminando se esconde en la yerba,
caminando sin patas.

¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!
¡Mayombe-bombe-mayombé!

Tú le das con el hacha y se muere:
¡dale ya!
¡No le des con el pie, que te muerde,
no le des con el pie, que se va!

Sensemayá, la culebra,
sensemayá.
Sensemayá, con sus ojos,
sensemayá.
Sensemayá, con su lengua,
sensemayá.
Sensemayá, con su boca,
sensemayá.

La culebra muerta no puede comer,
la culebra muerta no puede silbar,
no puede caminar,
no puede correr.
La culebra muerta no puede mirar,
la culebra muerta no puede beber,
no puede respirar
no puede morder.

¡Mayombe-bombe-mayombé!
Sensemayá, la culebra…
¡Mayombe-bombe-mayombé!
Sensemayá, no se mueve…
¡Mayombe-bombe-mayombé!
Sensemayá, la culebra…
¡Mayombe-bombe-mayombé!
Sensemayá, se murió.

.

.

About these ads

5 Respuestas a “Sensemayá, de Nicolás Guillén

  1. Hola Darabuc!
    Hace un tiempo te visito porque, aunque no soy escritora, me gusta la literatura infantil y tu página es muy interesante; incluido el diseño, como bien has dicho en algún momento “una casa limpia y ordenada” es más gratificante.
    Siempre te leo en silencio, pero recordé que tenías esta poesía de Guillén y pensé que tal vez podrías ayudarme en algo que estoy buscando. De niña, cuando vivía en Cuba, me contaban el cuento de La cucarachita Martina y no sé quién es su autor. ¿Sabes quién lo escribió?
    Perdona el atrevimiento, pero no lo encuentro.
    Volveré.
    Un abrazo.

  2. Hola, Vivian.

    Gracias por tus palabras. (Me gustaría que la casa estuviera aún algo más limpia y ordenada; pero las plantillas de WordPress gratuito tienen ahora más límites que las de Blogspot.)

    Dejo un enlace a una versión del cuento, recogida en el CP de Utebo.

    En España, el que aquí suele llamarse de “la ratita presumida” es un cuento muy popular y no creo que se le pueda buscar autor. Alguien lo inventaría, claro, pero ha pasado a la tradición oral. Imagino que con esta tradición que mencionas, hermana aunque un pelo distinta, ocurre lo mismo, pero no lo sé con plena certeza. Si encuentro algo, te aviso.

    Por cierto, que hay un álbum estupendo con este cuento, en Kalandraka, ilustrado por Rodorín (José Antonio López Parreño). Son fotografías de una narración con objetos, una técnica en la que sin duda Rodorín es un maestro.

  3. He vuelto Darabuc!
    Gracias por tu respuesta y por el enlace que me has dejado. Tienes razón, creo que no hay datos del autor porque llevo semanas buscando y no he encontrado nada.
    Buscaré el álbum que mencionas, es que tengo una amiga cubana que está viviendo en Hungría y me ha pedido la ayude a recopilar canciones, o cuentos, de nuestra niñez para contarle a sus hijos.
    Seguiré leyéndote.
    Un abrazo.

  4. A ver si encuentro el minuto para colgar una nota sobre esa versión de La ratita presumida.
    Un abrazo

  5. nessesito sabeer el significado k tiene la sarpiente en el poemaa pliss!!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s